Opinión

LA TECNOLOGIA EN AGRICULTURA.

Ing. Agr. Mauro Erazo Vélez/Guayaquil

Presidente del Foro Agropecuario Ecuatoriano.

Presidente de la Asociación de ingenieros Agrónomos del Ecuador.

 

 

El desarrollo de la agrobiotecnología basada en la manipulación genética permite producir variedades de cultivos agrícolas más resistentes a plagas y enfermedades y en general, promete incorporar características deseadas, tales como resistencia a sequía y heladas y mejores cualidades nutritivas.

La edición genética se utiliza para crear cultivos resistentes a herbicidas, o con mayor concentración de nutrientes, como hierro y zinc. Los expertos consideran que la mejora de plantas es la quinta mejor inversión para manejar la malnutrición en países en desarrollo.

La tecnología de edición del genoma es una herramienta que los agricultores pueden usar para combatir plagas y enfermedades de las plantas. Los agricultores han estado realizando cultivos modificados genéticamente resistentes a los insectos durante muchos años.

Por esta razón es necesario definir bien los conceptos para poder entender la técnica adecuada y que sea compatible con nuestra constitución.

La edición genética es una técnica que se utiliza para modificar el ADN de un organismo de manera precisa, eliminando, agregando o cambiando secuencias genéticas específicas. Esta técnica permite realizar modificaciones en un solo gen sin introducir genes de otras especies.

Por otro lado, los transgénicos son organismos que han sido modificados genéticamente mediante la introducción de genes de otra especie con el objetivo de otorgarles características específicas, como resistencia a plagas o herbicidas. Los transgénicos son el resultado de la ingeniería genética, mientras que la edición genética implica la modificación precisa de los genes existentes en un organismo.

Las herramientas CRISPR tienen un gran impacto en la agricultura. Este uso actual de esta tecnología nos muestra cómo se pueden usar las herramientas CRISPR para reproducir plantas y animales con rasgos útiles. También aprenderás sobre la diferencia entre plantas y animales editados con genoma y «GM» (genéticamente modificados).

Los investigadores pueden utilizar la CRISPR genoma, para crear plantas con rasgos específicos y deseados. Los investigadores utilizan CRISPR para alterar con precisión las secuencias de ADN de las plantas que se sabe que están relacionadas con rasgos particulares, a fin de reproducir plantas con los rasgos deseados.

Reportes de investigaciones indican que el futuro de otros países productores de naranjas es también tenebroso pues «Según el grupo de investigación Funde citrus, la rápida propagación del citrus greening en Brasil, que parece haber infectado alrededor del 38% de la superficie de producción de ese país, puede hacer que sus rendimientos se reduzcan un 60% en los próximos cinco año. Esto también está afectando al estado de la Florida en USA, por lo que se hace necesario impulsar esta técnica

Es obvio que el único camino para mantener la productividad y una rentabilidad justa será obtener a través de la “Edición Genética” una nuevas variedades de pantas con alta producción y resistentes a enfermedades como el Fusarium RT4 en Banano, el “Greeting” de los cítricos, la Monilla en Cacao y otras enfermedades, lo más pronto posible, caso contrario la actividad agrícola dejará de ser una actividad económica rentable.

Conclusiones

Las técnicas utilizadas para mejorar los vegetales, incluyen la selección de plantas, la cruza entre diferentes variedades y la manipulación de su material genético.

Cuando un gen de una especie se añade a otra, se obtiene un organismo genéticamente modificado (OGM), es decir, un organismo transgénico.

Las plantas obtenidas mediante edición genética pueden dar lugar a productos con características nuevas, pero no siempre deben ser catalogados como Organismos Genéticamente Modificados (OGM).

La modificación genética en plantas ha fortalecido la producción de cultivos que son de interés y consumo local, particularmente en países como México.

Algunos cultivos de OGM que fueron estudiados en Estados Unidos, están autorizados para consumo humano y animal en México y 60 naciones del mundo.

Para implementar y regular cualquier nueva tecnología es necesario entender tanto sus posibles riesgos como sus beneficios.