Economía

La tasa de interés del crédito para las Pymes es la que más ha aumentado desde 2019

En medio de la crisis económica, la tasa de interés para financiar a las Pymes se ha encarecido del 9,21% al 11,32%. Esto golpea al empleo y la inversión.

 

Desde 2019, el crédito para las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) ha sido el que más se ha encarecido en Ecuador.

La tasa de interés para este segmento pasó del 9,21% al 11,32%, lo que representa más de 2 puntos adicionales que complican la generación de empleo y la inversión.

Actualmente, en Ecuador existen 72.662 Pymes. De acuerdo con el informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), titulado ‘Lidiar con la deuda: menos riesgo para más crecimiento en América Latina y El Caribe’, las Pymes están entre las que más problemas enfrentan en la región para acceder a financiamiento.

Los bancos son la fuente de entre el 18% y casi el 30% del financiamiento que requieren las Pymes. Los fondos propios, que se generan con las ventas del negocio, son la principal fuente.

Sin embargo, con una economía en la que las ventas caen sostenidamente desde mayo de 2023, el encarecimiento del crédito complica aún más la liquidez y las operaciones.

El BID apunta a que una opción podría ser el mercado de valores; pero en Ecuador, como ya ha publicado La HORA, las bolsas de valores han sufrido una caída en sus negociaciones como consecuencia de la incertidumbre política y la crisis económica.

Así, las opciones de financiamiento están seriamente restringidas para las Pymes.

Las tasas de interés también se han encarecido en otros segmentos. Así, desde 2019, en el segmento Productivo Corporativo, se pasó de 8,93% al 10,53%; mientras, en el segmento Productivo Empresarial, se aumentó del 9,95% al 11,38%.

Mala salud del fisco enferma al crédito

Marco Rodríguez, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), reconoció un encarecimiento y un crecimiento cada vez menor en la concesión de créditos bancarios.

Las razones de fondo apuntan a un Estado ineficiente, que ha visto una reducción drástica de sus ingresos petroleros y no ha podido revertir la baja Inversión Extranjera Directa (IED) que llega al país.

Esto profundiza la falta de liquidez en la economía de Ecuador (que ya es uno de los países con menos ahorro interno). A eso se suma que cambios tributarios (subida de impuestos y creación de contribuciones temporales), incluidos en tres leyes económicas de Daniel Noboa, obligarán a que los bancos paguen $611 millones de impuestos adicionales en 2024.

En términos normales, los bancos ya son los mayores pagadores de impuestos con alrededor de $1.900 millones al año.

Desde la Cámara de Comercio de Guayaquil se ha cuestionado que se siga financiando a un Estado ineficiente a cambio de seguir postergando el crecimiento económico que, según el Banco Central, caerá entre el 0,4 % y 1,1% en 2024 mientras se busca tapar el hueco fiscal.

Este escenario se completa con el encarecimiento del financiamiento exterior y “la normativa de techos a las tasas de interés a nivel local que limita, aún más, la entrega de crédito por parte del sistema financiero causando exclusión financiera”, de acuerdo con Rodríguez.

En las actuales circunstancias, en Ecuador el crédito está cayendo porque los bancos cada vez tienen menos liquidez disponible para prestar; pero también ha caído la demanda de financiamiento porque los negocios venden y generan un menor retorno.

Como explicó el presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas (Anfab), Christian Wahli, es muy complejo generar empleo y mayores márgenes en un mercado deprimido y de bajos ingresos. (JS)

En Ecuador, existen 1’228.415 empresas; pero menos del 30% accede a crédito.

Una Pyme es una empresa con entre 10 y 199 empleados; y con ventas entre $100.000 y $5’000.000 al año.

Claves para manejar una Pyme en época de crisis

Ante la incertidumbre y el crédito caro y escaso, las Pymes deben establecer estrategias:

1 Disminuir la vulnerabilidad: No debe gastar dinero que su empresa no pueda pagar a corto plazo.  Debe evaluar, verificar y analizar si cuenta con los recursos suficientes para realizar alguna compra, contratar personal o adquirir bienes. Debe tener siempre un control en sus gastos.

 2 Revise sus gastos: En el caso que ya estés enfrentando una crisis financiera, debe distinguir en qué está gastando sus recursos. Puede que requiera parar la producción, limitar las contrataciones o despedir a ciertos empleados, optimizar procesos, entre otras actividades.

3 Revise sus inventarios: Si en su negocio vende artículos y/o productos, es indispensable que cuente con un inventario, ya que a partir de eso puede hacer uso de ellos para venderlos o negociar con otras empresas para el intercambio de mercancía, para así obtener algo con lo que tal vez no cuente sin necesidad de replicar el producto.

4 Disminuya sus costos: Se debe revisar si está estableciendo adecuadamente el precio de sus productos. En un escenario de un mercado deprimido, con aumento de impuestos como el IVA, se debe identificar cómo reducir el costo de producción, sin bajar la calidad del producto, para al menos mantener los niveles de venta.

5 Negociar con proveedores: Cada vez más Pymes buscan negociar pagos con proveedores (mayores plazos y otras condiciones). Esto puede ayudar con la liquidez en un entorno de falta de crédito.

Consejos prácticos para el endeudamiento de una Pyme

-Es importante ser realista y no asumir que la empresa siempre tendrá suficiente efectivo disponible para pagar las obligaciones de deuda. Es recomendable contar con un margen de seguridad para hacer frente a dificultades financieras.

-Antes de tomar una decisión de endeudamiento, es importante comparar los costos de la deuda con los de otros tipos de financiamiento, como el capital. Es posible que el endeudamiento no sea la opción más rentable en todos los casos.

-Es recomendable revisar regularmente la estructura de capital de la empresa y ajustarla según el ciclo de vida del negocio.

Por:  Diario la HORA