Actualidad

La tasa de femicidios en Ecuador es 0,72 por cada 100 mil habitantes

Los lugares del país donde más se reportaron femicidios son Manabí, el Distrito Metropolitano de Guayaquil (Guayaquil, Durán y Samborondón) y Distrito Metropolitano de Quito (DMQ).

QUITO. En lo que va del año se han reportado 60 casos de femicidios, de acuerdo con cifras de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Personas (Dinased). Mientras que el año anterior fueron 92.

“La tasa de muertes de mujeres en Ecuador es de 0,72 por cada 100 mil habitantes”, destacó Víctor Araus, director Nacional de la Dinased, al detallar que según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) hasta 2014 en el país había 8’087.914 mujeres, lo que representa el 50,5% de la población.

Y es que de los 25 hechos reportados en 2015, los agresores fueron los convivientes, en 12 los cónyuges, en 10 las parejas sentimentales, en 6 los exconvivientes. Además, la mayoría de casos ocurrió en una casa o villa.

Ante ello, la agente Silvia Juma mediante un informe emitido por la Fiscalía General del Estado (FGE) indicó que la violencia se presenta de forma cíclica, cuando es repetitiva. “Es progresiva porque comienza con un insulto, golpes o los dos de forma periódica, y mortal ya que termina con la vida de la víctima. Para frenar estos hechos hay que evitar la primera agresión”, afirmó Juma.

Mientras que en el informe anual de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mujeres para América Latina, de 2015, consta que de los 25 países con mayor tasa de femicidios, más de la mitad (14) son latinoamericanos, entre ellos están Honduras, El Salvador, Guatemala y México con el delito de femicidio por machismo.

“Además de tener leyes que sancionen el femicidio para evitar la impunidad, es fundamental la reparación de daños a las familias de las víctimas y también es necesario una buena estadística, con protocolos de registro que permita tener rango de edades”, manifestó Marta Pinto, de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, en Chile, durante el seminario internacional ‘Intercambio de Experiencias en América Latina’.

Con respecto a la prevención, Pinto destacó que es necesario capacitación a operadores de justicia, peritos y ciudadanía en general para que conozcan que hay una legislación que sanciona este tipo de delitos.

Por otro lado, Ledy Zúñiga, ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, manifestó que “el femicidio no termina con la muerte de la mujer, sino que también hay otras implicaciones, con quién quedan los hijos huérfanos, cómo se plantea la normativa para la reparación de las víctimas”. (VCV/La Nación)