Opinión

LA SUBLIME MATERNIDAD…

Por: Mario Ponce Lavalle – Quito

 

! Cada mujer que nace sobre la faz de la tierra, encierra en sí misma, la capacidad de ejercer lo que es, casi un verdadero milagro…: el procrear…!

A cada una de ellas, se le ha confiado por su naturaleza, la dramática y sublime responsabilidad de ser, las únicas capaces de concebir y dar la vida a otros seres humanos… y así, asegurar la permanencia de la raza (homo sapiens) por los siglos de los siglos, tal y como ha sido ya, desde hace 200.000 años atrás… o desde Adán y Eva, según la Biblia y el Corán.

Es obvio -y todos lo sabemos bien- que una mujer por si sola, no es capaz de procrear, sin que “la semillita” del hombre haga su parte; pero que sean las mujeres, desde el inicio de las tiempos, quienes lleven dentro de su frágil cuerpo -que se transforma y se prepara durante 9 largos meses, no solo físicamente, sino también mental y neuronalmente, para dar a luz a un nuevo ser humano, para luego alimentarlo y asegurar su crecimiento -las hace de por sí y sin discusión alguna- ser más especiales, más protegidas y mayormente consideradas, ante la conciencia de todos…

En los tiempos actuales, cuando el tema del género, ha pasado a ser algo muy manoseado y debatido en extremo -mezclándolo erróneamente, con los eventuales “derechos” a preferencias sexuales de minorías- se olvida que, que según evoluciona la raza humana- los mismos humanos, hemos decidido crear u otorgar por consentimiento mayoritario, ciertos derechos a hombres y mujeres; especificando -en principio para ellas- no solamente la inevitable igualdad, que su raza de por sí las hace merecedoras, sino también, precisando ciertos privilegios y cuidados, que se merecen especialmente ellas, cuando van a ser madres… es decir: ! cuando están en estado de embarazo…!

El país ha escuchado con alborozo y también con una dosis de natural incertidumbre, la FELIZ NOTICIA que nos ha compartido públicamente, una especial ciudadana ecuatoriana, que es hoy por hoy: LA MÁS QUERIDA, LA MEJOR EVALUADA, Y LA MAYORMENTE ADMIRADA por el Ecuador bueno: Dña. Diana Salazar Méndez, Fiscal General del Estado, quien ha comunicado, su estado de embarazo.

Cuidar de la Madre, así como, cuidar de la nueva vida que en ella ya está creciendo, ES UNA OBLIGACIÓN LEGAL DEL ESTADO, más allá de cualquier torcida e inhumana apetencia política, ¡que algunos elementos nocivos de nuestra sociedad puedan preferir…! ¡Y así se ha de proceder…!

La Dra. Salazar Méndez, ha dejado claro, que NO dejará su vital rol moralizador de la función pública que acertadamente ejerce, al tiempo de solicitar a sus enemigos políticos: ¡OBSERVAR LA NORMA LEGAL, a la que ella TIENE DERECHO…!

Y digo “enemigos”, pues para desgracia del País, existen agrupaciones políticas, que, dentro de la Asamblea Legislativa, están jugando ABIERTAMENTE, EL ROL DE ALCAHUETES de ladrones y criminales de todo tipo… los mismos que han fijado como blanco, a la Fiscal General del Estado…

Diana Salazar, NO HA PEDIDO TRATAMIENTOS ESPECIALES…ha pedido, cumplir la Ley, a sus detractores, y para bien del Ecuador, TODAS las instancias institucionales, así se han pronunciado…

Sin embargo, de lo dicho, deseo contribuir con la Dra. Salazar, no solamente con mi felicitación, sino también con una sugerencia:

Debería considerar nombrar a un o una N°2, para que sea este (a) quien actúe en la primera línea de las VITALES BATALLAS (casos) que se están librando… pero, bajo SU TUTELA Y DIRECCIÓN irremplazable, al estudiar, analizar, y emitir directrices…SIN EXPONERSE a esfuerzos y reyertas directas con los acusados, como se intentó burdamente hace pocos días, y manteniendo su férrea línea de acción…

Así, el país, ¡seguirá ganando y ella tendrá la tranquilidad de llevar a punto su embarazo… y tal vez… sólo tal vez…! ese (a) N°2 podría ser la persona, ¡a quien ella pase el testigo de la Fiscalía en 2025…!

¡Caída y limpia…! ¿no le parece…Dña. Diana?