Opinión

La startup de estas emprendedoras te ayuda a planear tu boda gratis

María Carmona y Myrtha Herrera crearon un marketplace con un modelo de negocio innovador para buscar y comprar todo lo que se necesita para una boda.Te acaban de pedir matrimonio, dijiste que sí y te casas en los próximos meses. Y ahora, ¿qué sigue? Planear la boda, pero tendrás que dedicar muchas horas de tu tiempo o hasta semanas para buscar todo lo que necesitas para ese gran día, y seguramente será complicado por tener una agenda apretada. Para muchas parejas, lejos de disfrutar los preparativos puede volverse un dolor de cabeza.

Fue precisamente ese problema lo que motivó a la venezolana María Carmona y la mexicana Myrtha Herrera a fundar Liizt, una plataforma que ayuda a planear bodas, armar las mesas de regalos y programar la luna de miel, todo en un mismo lugar y con un clic. Funciona como un marketplace en donde puedes elegir más de cuatro mil productos para la mesa de obsequios, proveedores para fiestas como banquetes, músicos o DJ, y opciones para viajar.

Esta herramienta también brinda la posibilidad de crear invitaciones digitales personalizadas, páginas web, hacer reservaciones, crear la mesa de regalos con productos y experiencias como masajes o aventarse del paracaídas, recibir fondos o seguros de vida. A diferencia de sus competidores indirectos como Liverpool o Palacio de Hierro, en Liizt el usuario no paga ni un sólo peso por utilizar la plataforma o solicitar los servicios.

¿Cómo generan ingresos? María explica que por cada artículo, experiencia, servicio o viaje que compran los futuros esposos por ellos mismos o a través de sus invitados, la startup retiene una comisión del costo directamente a las marcas que son partner de Liizt. Todo lo que se vende en este marketplace cuesta lo mismo que en tienda.

Cuentan con tres tipos de clientes: aquellas personas que están a punto de casarse, los invitados que son los que pagan los regalos y las marcas que ofrecen sus productos y servicios a través de esta plataforma. Atienden principalmente a la generación millenial, aunque muchos de ellos prefieren viajar o ser independientes que casarse. Dos tercios de esta generación están solteros, un 14% están casados y un 16% viven en unión libre, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Imagen: Cortesía Liizt

El matrimonio emprendedor

La idea surgió hace dos años cuando Myrtha recibió una invitación para una boda en la que decía que si querían regalarles un viaje y un paseo en elefante, les depositaran cierta cantidad de dinero a una cuenta bancaria. Las emprendedoras se dieron cuenta de que no existía una flexibilidad para decidir qué regalar y qué hacer con los obsequios. Entonces, decidieron sumar talentos y trabajar en equipo para idear una solución.

María estudió economía en Venezuela y ya había montado tres empresas de e-commerce, mientras que Myrtha trabajaba en un despacho de arquitectura y tenía experiencia en diseño y desarrollo de producto. Invirtieron 5,000 dólares propios para crear la plataforma y empezaron a trabajar en casa de Myrtha con 15 programadores. Mientras desarrollaban la página, montaron un fondo de inversión de arte contemporáneo que sigue vigente para fondear Liizt.

Una de las claves de éxito fue que antes de lanzar la página en diciembre de 2017, validaron su modelo con un Producto Mínimo Viable (MVP, por sus siglas en inglés), es decir, una versión de la plataforma que probaron con 30 parejas que planeaban casarse para saber si su propuesta realmente les servía, si estaban dispuestas a comprarla y recopilar información que les ayudara a mejorarla.

“Muchas veces estás diseñando conforme a lo que supones, pero no sabes si realmente es lo que necesitan los usuarios”, dice María. De ahí la importancia de validar antes de salir al mercado.

Hasta la fecha han mantenido un crecimiento en la empresa del 18% semanal y han logrado hacer alianzas estratégicas con marcas como Cuisinart, Smeg, Dyson o Nespresso quienes ampliaron sus canales de venta al sumarse a esta herramienta. María menciona que no pretenden robarle mercado a los wedding planners ni a los negocios de la industria de las bodas, sino más bien, lejos de ser una amenaza, Liizt es una oportunidad para vender y profesionalizar aún más sus servicios.

Pero eso no es todo. Las emprendedoras flecharon Silicon Valley, pues recibieron el más alto reconocimiento de Y Combinator con 10 mil dólares, la aceleradora de negocios más grande del mundo en donde se han creado grandes compañías como Airbnb, Dropbox y Rappi. Además, su primer inversionista fue un empresario famoso de Silicon Valley, en San Francisco.

Fuente: Entrepreneur