Opinión

La sede de la CONAIE

Dra. María Delia Aguirre Medina

mdaguir@yahoo.com

El contrato de comodato entre el gobierno y la CONAIE, por su sede, se termina unilateralmente por que el gobierno dice que supuestamente la están utilizando para organizar o conspirar (palabra preferida de las actuales autoridades) en contra del Estado, pero los actuales gobernantes o son olvidadizos o no estaban en el país o eran menores de edad, cuando otro gobierno les entregó la sede para que funcionen como organización social y lógicamente política porque luchaban y luchan por al reivindicación de sus derechos.

Cuantas veces funcionarios del actual gobierno habrán participado en reuniones con los de la CONAIE en esa sede, fueron sus aliados, estuvieron juntos e hicieron política, organizaron marchas y compartían espacio en contra de otras ideologías democráticas, en esa época si les permitían ese tipo de actividades.

No creo que la CONAIE se haya reunido en su sede para festejar agasajos a sus autoridades o en los feriados de Navidad o día de la Madre… Suponemos que siempre se trataron temas políticos y sociales para lograr la reivindicación de sus derechos, sea organizando asambleas o planificando marchas unas más efectivas que otras y si alguna logró que algún gobierno se caiga seguro que fue la última gota que derramó el vaso.

La democracia se mide por la tolerancia a los opositores,  por la libertad de opinión, de reunión y de pensamiento que pueden tener todos los ciudadanos, inclusive a los indígenas, más no por calificar de conspirador a quien no esté alineado u opine lo contrario, eso demuestra únicamente poca tolerancia, de parte de un gobierno que teniendo todos los poderes a su favor, se sienta tan inseguro de la CONAIE, que tenga que decidir unilateralmente que se acabó el comodato porque están dándole otro uso al especificado en el contrato.

Estas situaciones no pueden o deben pasar en un país democrático.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor