Tecnociencia

La responsabilidad educativa de los padres

La educación es demasiado importante como para que los padres se olviden de esta tarea y la dejen solo en manos de los docentes. Analizamos las responsabilidades educativas de los padres.

La responsabilidad educativa de los padres en la escuela forma parte de los pilares básicos de una educación de calidad. Para que se genere educación como tal es fundamental una acción coordinada entre escuela y familia.

Si la escuela y los padres están en sintonía, la confianza siempre será mucho más fluida. Padres, madres y profesores saben que están en espacios diferentes, pero se demostrará que son complementarios.

Relación familia y escuela: responsabilidad educativa de los padres

En el libro La Participacion De Los Padres En La Escuela, de Pulpillo Ruiz y Ambrosio J. (1982) se establecía que en la relación familia-escuela se estaba produciendo un gran cambio. Los cambios producidos en este ámbito son evidentes.

La relación padres y escuela es una relación que siempre ha existido y ha ido evolucionando constatemente. En un principio, los padres dejaban todas las responsabilidades educativas de sus hijos a las escuelas. Es decir, se preocupaban poco por cómo se llevaba a la práctica.

Poco a poco, los padres cambian su actitud y empiezan a preocuparse por cómo se va a educar a sus hijos en la escuela. Antes de la LODE, los padres accedían a los colegios solo de forma individual. Hoy día participan en la gestión del centro también como colectivo. Son, incluso, representantes en el mismo, ya que son elegidos por un colectivo de otros padres.

Responsabilidad educativa de los padres y su importancia

Es fundamental que familia y escuela se relacionen, ya que hay muchos motivos para fomentar la participación de padres en la vida escolar. Dicha participación provoca efectos como estos:

  • Autoestima más alta en los niños.
  • Relaciones familiares más positivas.
  • Rendimiento escolar más alto.
  • Actitudes de padres y madres más vitalistas hacia la escuela.La responsabilidad educativa de los padres.

Por su parte, los docentes, al encontrarse con esta participación de los padres, también obtienen una repercusión positiva:

  • Informan mejor de los objetivos que pretenden conseguir.
  • Los métodos que se utilizan se dan a conocer mejor.
  • El modelo en el que se desarrolla cada proceso formativo es más transparente.

Mientras más participen los padres en la toma de decisiones, más eficaz será la decisión tomada. Se trata, por tanto, de una colaboración continua de los padres con los profesores sin olvidar sus responsabilidades propias.

Fuente: Ser Mamà