Actualidad

La religiosidad del país se expresa hoy

El fervor de la Semana Santa llega hoy, para que los fieles vivan la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

GUAYAQUIL. Una de las tradiciones de la comunidad católica guayaquileña en Semana Santa es recorrer siete iglesias para expresar su devoción y recordar las horas previas a la muerte de Jesús en la cruz hace más de dos mil años.

Y es que miles de fieles católicos se congregan hoy para recorrer siente iglesias a su elección de forma simbólica, a Jesús en su agonía y muerte.

Según lo planificado por el Municipio de Guayaquil, los ciudadanos podrán visitar sin lugar a dudas las iglesias de la ciudad, como la de San José, en la calle Eloy Alfaro; y la de San Alejo, ubicada en Eloy Alfaro y Chiriboga, áreas beneficiadas también con obras de regeneración urbana.

Adicionalmente, en el centro de la ciudad está la Catedral Metropolitana, Chimborazo entre Clemente Ballén y 10 de Agosto, frente al parque Seminario, conocido también como parque de las iguanas por la cantidad de estos reptiles que habitan en el área.

A este recorrido, se suma la iglesia de San Francisco, en la avenida 9 de Octubre y Pedro Carbo, fundada en 1603. A una cuadra del sector, en Víctor Manuel Rendón y Pedro Carbo, área regenerada en su totalidad por la Municipalidad de Guayaquil, está la Basílica Menor de La Merced, hoy es la dedicada a la Virgen de Las Mercedes, patrona de las Fuerzas Armadas.

En las calles Rocafuerte y Julián Coronel, Plaza Colón, barrio de Las Peñas, está la iglesia de Santo Domingo de Guzmán ubicada al pie del cerro Santa Ana. Finalmente, está el templo de San Agustín, con su regenerada área ubicada en Luis Urdaneta y Seis de Marzo.

Continuando hacia el norte se llega a la zona bancaria de la ciudad, donde está la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles, más conocida como San Francisco por ser fundada por la congregación franciscana. La plaza del mismo nombre ha sido testigo de multitudinarias manifestaciones del pueblo guayaquileño.

Por su ubicación, esta casa recibe ciento de visitantes cada día. La actual iglesia comenzó a construirse en hormigón armado en 1932, respetando los detalles que poseía la edificación original construida en madera y que fue devorada también por las llamas.

Siguiendo la ruta se llega a la basílica de La Merced, situada en P. Ycaza y Junín. Llama la atención su diseño neogótica y sobretodo su altar mayor que es de estilo barroco, labrado y recubierto en pan de oro. (DO/La Nación)