Economía

La reforma tributaria comprometida en el acuerdo con el FMI quedará para el próximo presidente

El actual director del SRI aseguró que se está analizando una «reforma integral de impuestos», pero que eso quedará para 2025.

El Gobierno, luego de la reducción parcial del subsidio a las gasolinas extra y eco país, ya no tomará más medidas estructurales en economía. Se entra de lleno en modo campaña y por eso el presidente Noboa y sus ministros están posicionando que «lo más duro ya lo hemos pasado».

El director de Servicio de Rentas Internas (SRI), Damián Larco, aseguró que, a pesar de que dentro del acuerdo de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se prevé una reforma tributaria para noviembre de 2024, esa tarea quedará para 2025, es decir, para el próximo presidente.

«Se están analizando una reforma integral de impuestos, pero probablemente sea esto el próximo año», dijo Larco

Así, luego del esquema de reducción del subsidio de las gasolinas extra y eco país, todo apunta a que el Gobierno de Daniel Noboa entrará completamente de lleno en modo campaña y ya no tomará ninguna medida estructural que pueda provocar reacciones.

Andrés Rivas, economista y consultor empresarial, explicó que el Gobierno  de ahora en más apretará el acelerador a fondo en la campaña porque la apuesta es, en el escenario ideal, «ganar en primera vuelta y con mayoría legislativa para ahí sí hacer cualquier reforma.

«El director del SRI habla de una reforma integral, eso quiere decir que se está pensando en mucho más que solo tocar el gasto tributario; pero ahora lo prioritario es lo electoral», aseveró Rivas.

En este contexto, se entiende las declaraciones del presidente Daniel Noboa en Radio Sucre, cuando dijo que «lo más duro ya lo hemos pasado».

En el discurso oficial, medidas como la subida del IVA y la reducción parcial del subsidio a los combustibles son suficientes para que la economía del país despegue en el segundo semestre de 2024.

El ministro de Economía, Juan Carlos Vega Malo, ha dicho que ese segundo semestre se sentirá la inversión estatal y el impacto en la economía de los ingresos adicionales en el fisco.

» La apuesta claramente es posicionar que ya se han tomado todas las medidas necesarias y que la economía va a despegar gracias a eso. Es un discurso claramente electoral porque las cifras reales cuentan otra historia», puntualizó Rivas.

¿Qué establece el acuerdo con el FMI respecto a la reforma tributaria?

El FMI resalta que el Gobierno de Noboa, a través de sus leyes económicas urgentes, ha logrado aumentar los ingresos fiscales en alrededor de $2.200 millones en 2024 (1,8% del PIB). Sin embargo, solo la subida del IVA y del ISD son medidas permanentes; mientras los impuestos temporales dejarán un hueco fiscal cuando dejen de estar en vigencia en 2025 ( incluida la remisión tributaria)

Por eso, uno de los compromisos con el FMI, establecidos en el informe del equipo técnico del multilateral, es que, hasta noviembre de 2024, se concrete una nueva reforma tributaria para reemplazar de manera permanente la recaudación adicional de los impuestos temporales. Se espera generar una recaudación equivalente al 0,8% del PIB, es decir, alrededor de $970 millones anuales.

En términos generales, la nueva reforma debería apuntar a revisar o reducir el gasto tributario, es decir, las exenciones, exoneraciones y devoluciones que actualmente establece la ley.

En octubre de 2023, durante el anterior Gobierno de Guillermo Lasso, el en ese entonces director general del Servicio de Rentas Internas (SRI), Francisco Briones, presentó la estimación del gasto tributario en Ecuador y lo ubicó en $5.150 millones anuales.

Pero, siete de cada diez dólares de ese gasto tributario va a beneficios sociales como el 0% de IVA a productos básicos, servicios públicos, salud y educación.

El exministro de Economía, Fausto Ortiz, ha dicho que el Gobierno de Noboa busca cumplir la meta de más recaudación de impuestos con el FMI a través de ajustarle más a los grandes contribuyentes vía las autorretenciones.

Por eso, recientemente el SRI sacó una nueva resolución cambiando las reglas del juego de esas autorretenciones; lo que provocó un rechazo inmediato y categórico del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE).

A través de su cuenta de X, José Antonio Camposano, presidente ejecutivo de la Cámara Nacional de Acuacultura, recalcó que : “ Con estos números (caída de ventas y del crédito), el Ministerio de Finanzas insiste en extraer el capital de trabajo de las empresas mediante esquemas de autorretención (anticipo impuesto a la renta)que no responden a la lógica. Luego se preguntan por qué no hay crecimiento económico en el Ecuador”.

Con este tipo de medidas, el actual Gobierno «gana tiempo» hasta concretar, si resulta electo, la reforma integral de impuestos que refirió el director del SRI. (JS)

Por: Diario LA HORA