Opinión

La reencarnación

Antonio Aguirre M.

antonioxaguirre@gmail.com

Se está demostrando que si existe, y la prueba más elocuente y real se desarrolla en nuestro país, con la reencarnación de dos personajes de ficción, pero estos si de grata recordación.

El primero es Sherlock Holmes, creado en el año 1887, un detective que destaca por su inteligencia y un hábil uso de la observación y el razonamiento deductivo, es el investigador cerebral por excelencia. (información de internet)

El segundo es conocido como La Pantera Rosa a quien se define como un Gentleman elegante hasta en el último de sus gestos, personaje metódico con capacidad intelectual muy elevada, de genio alegre y simpático, que por lo general se mete en algún lío o simplemente realiza tareas bastante comunes, pero con un toque cómico singular.(información de internet)

¿En quién se han reencarnado estos dos gratos personajes de ficción? Nada más y nada menos que en nuestro insustituible Fiscal General del Estado, quien después de realizar numerosas indagaciones y pedir a cuatro países Asistencia Judicial ha logrado descubrir que el gran corruptor en el caso de las coimas por 33.5 millones de dólares es la misma empresa Odebrecht, además admite que el gobierno no cuenta con pistas que permitan identificar a los corruptos que supuestamente recibieron las coimas. Se olvido recordar que no hay crimen perfecto y peor tormenta perfecta.

Mientras el país y la campaña siguen su marcha, este caso de corrupción también se diluye igual que los anteriores, estaremos esperando en los próximos días que otro caso nuevo sea escandalizado y seguir distrayendo a la ciudadanía, que ya se le está terminando el pan y solo le quedará el circo de Don Cheto.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.