Ciencia

Por quA� la psicosis te da miedo

En el campo de la depresiA?n las cosas estA?n cambiando. Un programa de televisiA?n de mA?xima audiencia abre su temporada con una abierta descripciA?n delA�sufrimiento por el que pasan los pacientes depresivos; varios personajes queridos y admirados por el pA?blicoA�reconocen haber transitadoA�por eseA�infiernoy haber salido adelante; un cA?mic sobre un perro negro se hace viral y ayuda aA�personas afectadas y a sus familiares. La audacia y sensibilidad de periodistas, actores, escritores, dibujantesa�� lo estA?n consiguiendo, y el mensaje ha calado: la depresiA?n existe, afecta a mucha gente, genera un inmenso sufrimiento y una gran discapacidad, pero tiene tratamiento. Este cambio en la percepciA?n social del trastorno es histA?rico y puede significar un vuelco en la vivencia futura del paciente depresivo: tendrA? menos reparo o vergA?enza en expresar su dolencia, pedirA? ayuda antes, el tratamiento -al ser mA?s temprano- resultarA? mA?s eficaz, y la persona integrarA? mA?s fA?cilmente su trastorno dentro del amplio catA?logo de experiencias humanas, en vez de considerarse secretamente alguien tarado y anA?malo.

Pero este cambio no se ha producido, ni de lejos, en un grupo de trastornos mentales que afectan al 3% de la poblaciA?n y representan la tercera causa de discapacidad mA�dica entre los 15 y los 44 aA�os: los trastornos psicA?ticos. Para mucha gente ajena al campo mA�dico o psicolA?gico, la palabraA�psicosisA�evoca aA?n la aterradora silueta de un Anthony Perkins muy alto, con peluca de mujer y un cuchillo en la mano. Es decir, el miedo, el espanto, lo impredecible, lo siniestro. Se entiende que el paciente psicA?tico sea reticente a aceptar tener este trastorno, porque socialmente significa poco menos que encarnar las fuerzas de mal y del peligro.

Otro malentendido -en personas formadas e informadas en otros A?mbitos, por otro lado- es utilizar como sinA?nimos palabras como psicA?tico, psicA?pata, esquizofrA�nico, psiquiA?tricoa�� La relevancia clA�nica y social de estos trastornos exige que clarifiquemos estos conceptos y combatamos los mitos y las tergiversaciones. A esto no contribuye el diccionario de la RAE que considera que psicosis, en su primera acepciA?n, significa a�?enfermedad mentala�? (demasiado general), aunque luego especifica: a�?enfermedad mental caracterizada por delirios y alucinaciones, como la esquizofrenia o la paranoiaa�?. Otras definiciones, como la del diccionario WebsterA?s hacen referencia a la a�?pA�rdida de contacto con la realidada�? (el nA?cleo de la psicosis) y a la frecuente apariciA?n de alucinaciones y delirios. Efectivamente, los trastornos psicA?ticos son un grupo de enfermedades que cursan con alucinaciones (es decir, percepciones sin objeto,A�falsasA�percepciones), delirios (creencias falsas mantenidas con una convicciA?n total a pesar de la evidencia contraria o la argumentaciA?n lA?gica, que invaden y dominan al sujeto) y/o lo que llamamos desorganizaciA?n del pensamiento, es decir, pA�rdida de la capacidad para estructurar las ideas, mantener una conexiA?n significativa lA?gica entre ellas.

(El PaA�s)*