Internacional

La producción de palma africana recibe un impulso con la construcción de una planta de refinamiento en Tachina

En dicho lugar se asentará la planta de refinamiento de Sudavesa, una empresa del Grupo Alzamora. Con esta nueva infraestructura, la proyección de procesamiento se ubicaría en las 80.000 toneladas anuales de productos derivados de la palma.

Quito (Pichincha).- Un crédito de 5,5 millones de dólares permitirá la reactivación de la producción de palma africana en la provincia de Esmeraldas, además de la exportación de productos derivados. Este recurso económico fue entregado por la Corporación Financiera Nacional (CFN) y beneficiará a a 2.000 palmicultores, quienes refinarán su materia prima en la vía Tachina–San Mateo.

En dicho lugar se asentará la planta de refinamiento de Sudavesa, una empresa del Grupo Alzamora. Con esta nueva infraestructura, la proyección de procesamiento se ubicaría en las 80.000 toneladas anuales de productos derivados de la palma.

Al respecto, Roberto Alzamora, uno de los principales directivos del holding y quien también preside la Asociación Nacional de Cultivadores de Palma Aceitera (Ancupa), indicó que el 69 por ciento de las exportaciones de derivados de palma corresponde a aceite de palma en bruto. Por ello, considera como fundamental desarrollar una oferta productiva con valor agregado. En el país se cultivan más de 280.000 hectáreas de palma, lo que genera más de 50.000 plazas directas de empleo y 100.000 indirectas.

La entrega del crédito estuvo a cargo del Vicepresidente de la República, Jorge Glas, y de la presidenta del Directorio de la CFN, María Soledad Barrera. Estos recursos permitirán reactivar la economía de la zona sacudida por el terremoto del 16 de abril. “Este financiamiento permitirá que miles de pequeños palmicultores de la zona y de provincias aledañas, se beneficien de manera directa. Grupo Alzamora encontrará nuevos clientes internacionales, lo que conllevará a que necesiten más materia prima. Se generarán miles de empleos en el mediano y largo plazo en esta importante industria exportadora”, señaló Barrera.

Otra de las finalidades de esta inversión es catapultar la palma aceitera ecuatoriana en el mercado internacional y certificarla como un producto exportable gracias a su calidad y rendimiento ambiental.

Por su parte, el Vicepresidente felicitó la iniciativa de los empresarios comprometidos con el desarrollo y la ampliación de la oferta exportable nacional, un proceso que incide directamente en el cambio de la matriz productiva.  El Ciudadano.