Economía

La producción de vehículos automotores cae en Brasil

Las exportaciones en materia de volumen también sufrieron una contracción del 26,8 % en la misma comparación de los cuatro primeros meses y registraron una reducción del 18,9 % en términos de valores.

SAO PAULO. La producción de vehículos automotores en Brasil cayó en abril hasta las 217.089 unidades, un 21,7 % menos en comparación con el mismo mes de 2014 y un 14,5 % por debajo de los números de marzo de este año, según informó hoy la patronal del sector.

En el balance de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea) de Brasil en el acumulado del año la fabricación alcanzó las 881.774 unidades, una reducción del 17,5 % frente a los primeros cuatro meses del año pasado y el peor resultado desde 2007.

Las ventas de vehículos en el país durante abril, con 219.300 matriculaciones, cayeron un 25,2 % con relación a las del mismo mes de 2014 y un 6,6 % frente a marzo de este año, mientras que en lo que va del año fueron vendidas 893.600 unidades, un 19,2 % en comparación con el mismo período del año anterior.

Para el presidente de la Anfavea, Luiz Moan, el sector enfrentó “un abril difícil y los próximos meses de mayo y junio no serán fáciles” y los números del cuarto mes reflejan “un ajuste de producción con relación a los niveles de consumo tanto del mercado interno como externo”.

El sector, apuntó Moan, espera el efecto de las medidas de ajuste fiscal propuestas por el Gobierno de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, para retomar los índices de crecimiento de producción y ventas en el segundo semestre.

“Si son puestas ahora las reglas de juego -del ajuste- podemos retomar una recuperación gradual”, sostuvo.

En abril, fueron despedidos 1.239 trabajadores del sector y en el acumulado enero-abril el número de plazas de trabajo cerradas llegó a los 4.600.

El mes terminó con 139.580 empleados, un 0,9 % menos que en marzo y un 9,5 % por debajo del cuarto mes de 2014.

Para evitar el despido de trabajadores, algunas empresas han tomado medidas como las de otorgar vacaciones colectivas y parar parte de la producción, como el fue el caso en este mes de las filiales de las multinacionales Volkswagen, General Motors, Fiat y Suzuki. (Efe/La Nación)