Economía

La Prefectura recurre a financiamiento privado para reconstruir dos vías

Reducción de asignaciones del Gobierno Nacional también disminuyó el techo de endeudamiento ante el Banco de Desarrollo. Ambas carreteras requieren una inversión de USD 14,4 millones

GUAYAQUIL. Ante la reducción de las asignaciones presupuestarias del Gobierno Central que mermó también el techo de endeudamiento en el Banco de Desarrollo, la Prefectura del Guayas optó por recurrir a préstamos privados para poder financiar la reconstrucción de las vías Guayaquil-Limoncito e Isidro Ayora-Las Mercedes. Ambas requieren una inversión de casi 14,4 millones de dólares.

Así lo informó el prefecto Jimmy Jairala, la mañana de este martes 1 de enero de 2017, durante una rueda de prensa que ofreció junto al coordinador de Compras Públicas, Alfredo Escobar; el director Financiero, Manuel Solano; y, el director de la Unidad de Gestión BEDE, Genaro Pinos.

Al inicio de su intervención,  el ejecutivo guayasense recordó que la crisis económica afecta a todas las prefecturas, incluyendo a la del Guayas, que sufrió una reducción de 40 millones de dólares en las asignaciones del Gobierno Nacional.

Eso motivó que, por la falta del desembolso inicial para los respectivos contratistas, no se pueda iniciar dos obras que fueron adjudicadas el año pasado. Se trata de la vía Isidro Ayora-Las Mercedes, de 8 kilómetros, que requiere una inversión de aproximadamente USD 5’196.000, y el acceso al recinto Limoncito, de 11 kilómetros, que permitirá trasladar la producción de una zona rural de la provincia de Santa Elena con Guayaquil y requiere una inversión de cerca de USD 9’172.000.

Ante ello, anunció Jairala: “estamos haciendo uso de arbitrios legales para poder dar inicio a dos obras muy importantes que habíamos comprometido en este año… aun cuando hemos tenido  muy serias dificultades para acceder al crédito del Banco del Estado”.

Escobar detalló que hoy se firmó un contrato complementario, para que se notifique al contratista con el inicio de la ejecución de la obra. “Hemos logrado pagar el 72% en la contratación del acceso a Limoncito y el 32% por la rehabilitación de la vía Isidro Ayora-Las Mercedes. Como medida para poder dar inicio a la ejecución de estas obras hemos buscado una vía legal para hacer una modificación en el contrato, y nos hemos valido del Art. 85 de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública”.

La novedad es que se accedió a crédito con el sector privado y no con el sector público. “El techo de endeudamiento se ajustó más con el Banco del Estado, porque en la medida en que la Prefectura recibe menos ingresos tiene menos capacidad de crédito. Entonces, tuvimos que recurrir a créditos privados, para poder ejecutar estas dos obras que eran un viejo compromiso de la Prefectura”.

“Sí se puede hacer obra con crédito privado y sí hay interés por la seriedad que ha demostrado en todos estos años la Prefectura del Guayas”.

Además, Jairala anunció que en los próximos días suscribirá el contrato para la primera fase de la vía Magro-Boquerón, que incluye la construcción de un puente sobre el río San Gabriel, y cuyo financiamiento lo canaliza el Banco del Estado a través del Banco Interamericano de Desarrollo. También ratificó su compromiso de reconstruir el nuevo Malecón de Playas y la vía Virgen de Fátima-Naranjal. “Más de eso no podemos hacer. Incluso, hemos tenido que paralizar nuevas ampliaciones en las carreteras concesionadas, porque sencillamente no hay recursos”. (Prefectura del Guayas/LA NACIÓN)