Actualidad

La Prefectura despliega atención para Posorja y Tenguel ante fuertes lluvias

Brigadas médicas atendieron a familias posorjeñas. En Tenguel, este viernes empezarán trabajos de limpieza y desazolve de río y canales

POSORJA. Las intensas lluvias registradas desde la noche del pasado miércoles 24 de febrero causaron estragos en las parroquias rurales de Tenguel y Posorja, pertenecientes al cantón Guayaquil. La Prefectura del Guayas desplegó inmediatamente la atención urgente a ambas poblaciones.

En Posorja, se registró el colapso de las alcantarillas del canal natural que atraviesa gran parte de la zona poblada de la cabecera parroquial. Allí, brigadas médicas atendieron de manera gratuita y entregaron medicinas a 120 personas. Para este viernes se ha previsto la movilización de brigadas de fumigación para continuar la atención.

La parroquia rural guayaquileña Posorja sufrió la noche del miércoles, de 18:00 a 22:00, una de las precipitaciones más intensas de esta temporada invernal.

“El agua, ayer (miércoles), nos llegaba más arriba de la rodilla, fueron mas de cuatro horas seguidas de agua, llovió como hace tiempo no llovía por acá”, contó Angélica Saavedra, de 31 años, quien habita en el barrio Quito. Hasta allí, la mañana de este jueves se instaló la primera brigada médica del Gobierno Provincial.

Paralelamente, funcionarios de la Subdirección de Intervención Social inspeccionaban, junto al presidente de la Junta Parroquial, Jorge Banchón, los lugares afectados por el colapso del canal natural que atraviesa los barrios Martha de Roldos, La Fortuna, Quito, Los Arbolitos y Abdalá Bucaram.

“Anoche mismo di la alerta de emergencia a algunas instituciones pero la primera que ha venido ha sido la Prefectura… Algunos moradores perdieron sus camas, artefactos eléctricos y una que otra casa ha sido afectada en su infraestructura”, dijo Banchón.

Los estragos de las lluvias aún son latentes. A pesar de que el cauce ha descendido, los moradores sienten temor de que las aguas estancadas se conviertan en potenciales criaderos de mosquitos y ocasione brotes epidemiológicos.

“Ahorita estamos tirando lampa, con mi señora y mis dos hijos, tratando de sacar el agua que se quedó de anoche”, dijo Guillermo Ponguillo, de 58 años, habitante del barrio 8 de Julio, mientras explicaba a los técnicos de la Prefectura el alcance de la afectación.

Luego de recorrer una decena de barrios, María Fernanda Buenaño, jefa de Organización Comunitaria de la Corporación Provincial, informó la necesidad de trasladar este viernes 26 de febrero brigadas de control de plagas y aumentar la cobertura sanitaria con más brigadas médicas y dotación de toldos.

“Estamos haciendo las inspecciones para determinar las necesidades de los moradores afectados en lo que se refiere a salud… es importantísima la presencia de brigadas de fumigación… ante la emergencia hoy hemos traído una brigada médica al barrio Quito donde se han atendido unas 120 personas”, recalcó Buenaño.

Una delegación de la Dirección de Obras Públicas también hizo una inspección al canal que atraviesa Posorja, y determinó que la afectación se produjo en zona urbana, de ahí que es competencia del Municipio de Guayaquil y no de la Prefectura.

Pese a ello, se evalúan los mecanismos para atender a la población mediante la firma de un convenio interinstitucional. Allí se requiere cambiar ciertas alcantarillas por otras de mayor diámetro, nivelar un ducto cajón, y limpiar y desazolvar el canal a lo largo de 800 metros que pasan por Astinave antes de su desembocadura en el mar.

En Tenguel, en cambio, estaba previsto que al finalizar la tarde de este jueves llegara la maquinaria que desde tempranas horas del viernes trabajará en la limpieza y desazolve de canales y en el retiro de palizada. Las obras incluirán el encauzamiento del río Pedregal y de varios tramos de canales, así como la colocación de alcantarillas de 48 pulgadas, según establecieron técnicos de Obras Públicas, luego de la inspección correspondiente. (Prefectura del Guayas)