Actualidad

La Prefectura del Guayas llevó a Paraíso la atención médica que se ha vuelto caótica en Chone

Tras el terremoto del pasado 16 de abril de 2016, el colapso del hospital Napoleón Dávila Córdova complicó la provisión de los servicios de salud en Chone. La atención en esa casa de salud se da mediante carpas que han sido instaladas en los exteriores.

CHONE. Por ello, la Prefectura del Guayas trasladó una brigada de atención médica junto a voluntarios y rescatistas –incluyendo un médico de origen cubano de la Gobernación del Guayas- para atender a los moradores del barrio Paraíso.

El primero en recibir atención fue Rubén Castro, de 46 años, quien presentaba una herida en su mano izquierda. El día del terremoto intentó salvar al gato de una vecina, pero el animalito lo mordió. Desde entonces no se había cuidado la herida que se infectó; por ello, hoy recibió limpieza y alimentación. “Guayas es Guayas… Cuando vi a la Prefectura y que (la había enviado) era Jimmy Jairala lo llamé a mi papá y le dije: ‘vamos, es una buena ayuda para todos’”.

Manuela Chávez Vera, de 64 años, pudo conseguir la medicación para su problema de hipertensión. Aún evoca que el día del terremoto todos gritaban y temblaban del susto. A una vecina le cayó una pared encima pero no murió. Desde ese día, 10 familias no han regresado a sus casas porque hay paredes flojas y temen que les caigan encima. Pernoctan en una cancha. Esta tarde al fin recibió su medicación y espera normalizar su presión. “Me siento muy agradecida, porque nadie nos ha venido a rodear a nosotros… Hasta el día de hoy presentes (solo) ustedes”. (Prefectura del Guayas)