Opinión

La política

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

Se dijo por décadas, que el Velasquismo fue la causa de muchos de los males que vivimos, previo a dictaduras militares y civiles, hasta que llegó Jaime Roldós, bajo el paraguas de Bucaram, y ellos fueron la otra plaga. Les siguió los socialcristianos y los demócratas cristianos, quienes implementaron junto a la socialdemocracia, la camioneta que nombraba y destituía presidentes, se repartieron las cortes y juzgados, los negocios petroleros, las eléctricas, y comenzó el botín político de los Municipios y los Consejos Provinciales, hoy gobiernos descentralizados….

Hasta que llegó el iluminismo popular con Rafael Correa Delgado, que comenzó fuerte y solitario a gobernar, con mentes lúcidas, corazones ardientes y manos limpias, hasta que el burgués podrido que tiene en su Interior, los hizo perder el equilibrio, la razón y la cordura, pasando a convertirse en los capos de las mafias de la corrupción, con el apoyo de los socialcristianos, quienes a cambio solo exigían les respeten sus feudos provinciales, ciertos jueces y cortes, cuotas en Petroecuador, eléctricas, y el manejo del Tribunal Electoral en Guayas….

Esta es la historia reciente de los últimos 50 años, que Daniel Noboa Azín, tiene que romper, caso contrario caerá contaminado y nosotros el PUEBLO, estaremos alertas, para impedir sea embrujado por esa jauría de hienas, cuervos y buitres, que deben ser exterminados pues son tanto o más peligrosos, que los carteles de narcotraficantes, con la única diferencia, que los carteles o casta política se alimentan de los recursos públicos, los otros enferman, aniquilan, envenenan y lavan…¿cuáles de estos dos grupos es más nocivo y peligroso?

Semper Fi.