Actualidad

La Policía incautó 170.666 juegos pirotécnicos en Guayaquil

Las autoridades policiales enfatizan en el uso de permisos y el almacenamiento adecuado para la venta del material explosivo.

GUAYAQUIL.- A 21 días de los festejos de fin de año, se incrementa notablemente la venta de juegos pirotécnicos y explosivos, artefactos que marcan esa fecha por su toque colorido y atractivo al momento de quemar el año viejo.

Pero siendo que algunos de estos artefactos explosivos son peligrosos para el bienestar de los ciudadanos y atendiendo a la ley que prohíbe la venta de los mismos que no sean autorizados por el Centro de Control de Armas de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional  ha incrementado los controles en diversos lugares del país.

Durante un operativo realizado el martes pasado en sur de la ciudad de Guayaquil, los gendarmes decomisaron  170.666 juegos pirotécnicos, los mismos que reposaban en 53 cartones hallados en 6 bodegas de inmueble de tres pisos ubicado en las calles Chimborazo entre Manabí y Ayacucho.

La autoridad policial confiscó silbadores, chispiadores, volcanes petardos, voladores, fosforitos, mini metralletas, estrellitas toreras, tortas y otros elementos que reposaban en una vivienda de construcción mixta.

Es importante recalcar que aun cuando los artículos están en la lista de artefactos permitidos para comercializar, estaban en un lugar no apto para mantenerlos.

La primera bodega registró 26.680 artículos, la segunda 53.208, la tercera 4.896, en la cuarta 42.800, en la quinta 22.948 y en la última 20.098 sumando 170.666 productos explosivos.

Según el Jefe de la Policía Judicial de la zona 8, Roosevelt Campos, fueron 15 días de investigación para poder llevar a cabo el operativo. “En el lugar se almacenaban los explosivos de una manera rudimentaria y anti técnica, que podía poner en peligro a los habitantes del sector en caso de una desgracia”, agregó Campos.

La ley especifica que los materiales explosivos deben estar embodegados y almacenados en lugares periféricos y cumpliendo con las recomendaciones establecidas para el manejo de los explosivos.

Esta acción de control se llevó a cabo con la coordinación entre 30 servidores policiales de la Sección de Investigación de Delitos Diversos de la Policía Judicial de la Zona, 8, un equipo de la Unidad Explorer del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), departamento de Criminalística, Fiscalía y policías comunitarios del Distrito 9 de Octubre, permitieron decomisar los materiales.

En el 2013, la policía confiscó  17.266 materiales pirotécnicos, los mismos que fueron destruidos por personal  de GIR.

Para este mes  la  Intendencia de Policía del Guayas, anunció el incremento de controles con el fin de acabar con la producción ilegal de los explosivos.  (Red. La Nación/Ministerio del Interior)