Ciencia

La Policía de Delhi pide taxis Uber para multar a los conductores

El responsable policial indicó que los conductores fueron liberados después de ser multados por un tribunal y que la mitad de los 450 vehículos han sido confiscados.

NUEVA DELHI.  En una nueva táctica de la Policía de Nueva Delhi para poner fuera de circulación a Uber, los agentes de tráfico han multado en los últimos tres días a 450 conductores de esta empresa estadounidense y dos similares indias tras pedir taxis a través de sus aplicaciones como si fuesen clientes.

Uber, Ola y TaxiForSure han continuado operando en la capital india después de ser prohibidas en diciembre tras la violación de una mujer por un conductor de la compañía estadounidense que tenía antecedentes penales.

Ante las dificultades para identificar los vehículos de estas empresas de transporte, la Policía decidió que sus agentes se descargasen sus aplicaciones, pidiesen taxis como si fuesen clientes y después detuviesen a los conductores, informó hoy a Efe el jefe de la Policía de Tráfico de Delhi, Muktesh Chander.

“Ellos utilizan la tecnología para ganarnos la partida así que decidimos usarla nosotros para batirles a ellos”, dijo Chander.

El responsable policial indicó que los conductores fueron liberados después de ser multados por un tribunal y que la mitad de los 450 vehículos han sido confiscados.

Chander afirmó además que en las denuncias contra los conductores por operar taxis sin licencia se ha incluido también a los ejecutivos de Uber, Ola y TaxiForSure.

El Gobierno de la capital india rechazó conceder el miércoles una licencia para operar a Uber, Ola y TaxiForSure por no cumplir con los requisitos establecidos por la ley, como datos de sus conductores y un plan para revisar sus antecedentes.

Esta misma semana Uber se ha visto en problemas después de que una clienta denunciase un intento de besarla por parte de uno de los conductores de la empresa.

Uber, con sede en la ciudad estadounidense de San Francisco, se ha convertido en poco tiempo en un gigante presente en 250 ciudades de 50 países y valorado en unos $ 40.000 millones, aunque se ha tenido que enfrentar a numerosos contenciosos judiciales por su modelo de negocio. (Efe/ La Nación)