Opinión

LA PLAGA

Henry Silva Viteri /Guayaquil

El año 1960 fue lanzada al mercado la canción La Plaga interpretada por los Teen Tops en donde cantaba Enrique Guzmán, la canción dice: “Ahí viene la plaga, le gustas bailar”, fue un éxito que hasta ahora se la canta y se la baila; pero ahora tenemos otra plaga y es una plaga que quiere carcomer a las ciudades y provincias del Ecuador, la nueva letra de esta bonita canción dice así “Ahí viene la plaga, le gusta saquear”. Si, es la plaga politiquera que se está preparando para las elecciones de febrero de 2023, la cantidad de bichos raros unos y otros bichos muy conocidos nos llena de preocupación.

La campaña política todavía no empieza oficialmente, pero los nidos de estos bichos que son los partidos políticos en donde sus “reinas” y “zánganos” ya están revoloteando por ahí a ver si madrugando el diablo los ayuda a preparar su asalto a las alcaldías, prefecturas, consejerías y concejalías. Los nidos de estos bichos como el PSC, el correísmo, Centro Democrático del centauro rosa Jimmy Jairala, Juntos Podemos entre otros ya están moviendo sus bases podridas para alcanzar estos cargos y comenzar el saqueo.

Lamentablemente la mayoría de los ecuatorianos tienen un nivel intelectual y cultural que está por debajo de la línea de flotación de sus naufragados cerebros y debido al estado de desgaste moral de nuestra sociedad esta mayoría de personas son presa fácil de los sinvergüenzas que aspiran llegar a ocupar los cargos de primeras autoridades de las provincias y las ciudades.

Nuestra querida Guayaquil una vez cuna de la libertad está siendo amenazada por una serie de elementos que ya han dejado su huella de corrupción en su recorrido por la vida de políticos salvadores y los que no han recorrido el camino de la corrupción se prestan para que partidos políticos sumamente conocidos por sus actos fuera de la ley los utilicen y llegar así a lograr sus objetivos torcidos y dominar a ciudades y pueblos.

Tenemos un centauro rosa que quiere ocupar por segunda ocasión la alcaldía de Guayaquil, Jimmy Jairala, nos preguntamos si seguirá las huellas (si gana) dejadas por la alcaldesa Cynthia Viteri, ¿se casará con el rito hindú?, sabemos la trayectoria del señor Jairala cuando fue prefecto del Guayas, durante su gestión se realizaron contratos con empresas que no tenían credenciales para ganar esos contratos como fue la compañía Digmary S.A.

Esa es una de las tantas que pasaron, ahora el señor Jairala aspira ser alcalde ya no aliado a su amigo la Bestia 666 Correa que lo trata de bailarín, corrupto y traidor, si él lo dice es porque lo conoce; lo acompaña como candidato a la prefectura el abogado Héctor Vanegas quien muy suelto de lengua dijo “cuando yo recorro los barrios, las hembras no sacan el pañuelo sino el calzón”, esa es la calidad de candidatos que tenemos.

La señora Susana Reyes asqueada de los actos cometidos por los enloquecidos por el poder y el dinero del PSC y de la alcaldesa Cynthia Viteri, decidió retirarse de esta agrupación corrupta y buscar por su cuenta la candidatura como alcalde de Guayaquil, pero no esperaron ni un segundo y se desató un virulento ataque a su persona a través de un “pútrido troll centre” que ya nos imaginamos quien lo maneja, tiene mucha experiencia en esos menesteres, como es una mujer correcta y denunció las atrocidades cometidas por su excoidearia, entonces la atacan.

La bestia 666 Correa tiene repartida su gente en diferente nidos infectados llamados partidos políticos, los tenemos en la lista 35, antes Alianza País ahora MOVER (Movimiento Verde Ético Revolucionario y Democrático) para ver si los ingenuos caen han puesto como candidato a la alcaldía a Jonathan Parra para que como nuevo pueda engañar a los ingenuos votantes.

Los PSC no se podían quedar atrás y preocupados por los desmanes cometidos por su alcaldesa, quieren tapar el sol con un dedo y postulan nuevamente a la pandillera urbana, esposa fiel hindú, “centrada” alcaldesa para que supuestamente vuelva a ganar la alcaldía y siga con su “vida loca” con un consejo cantonal que no la controla, todavía no tienen candidato para la prefectura y están nominados Nicolás Lapentti, Susana González y Francesco Tabacchi.

Y no podía faltar la peor de las plagas, la Robolución Ciudadana, tienen para el asalto y destrucción de Guayaquil como candidato a alcalde a Aquiles Álvarez, un personaje mediocre que puede ser fácilmente manejado fue presidente de la comisión de fútbol del Barcelona y empresario de hidrocarburos, y tienen como candidato a la prefectura al más dañino de sus elementos Marcela Aguiñaga. Quito también está amenazada con Pabel Muñoz y Pichincha por la presencia de la señora Paola Pabón acusada de terrorismo y perdonada por el Antro.