Economía

La pitahaya de Ecuador alcanza su pico de volúmenes en febrero

Freshway Produce visitó recientemente a sus productores de pitahaya en Ecuador y ahora nos informa sobre sus observaciones y sobre el desarrollo del cultivo.

“Fue muy refrescante ver los avances agrícolas que los agricultores están haciendo para mejorar los rendimientos y la calidad del cultivo”, dice José Roggiero, de Freshway Produce.

“Ecuador ha sido bendecido con la selva amazónica y no hay mejor lugar para cultivar la pitahaya. Gracias a los suelos fértiles, los volúmenes de producción se han desarrollado de manera relativamente natural y los productores no se han visto obligados a preocuparse por los rendimientos y la calidad”, añade Roggiero. Sin embargo, durante esta reciente visita, notó que los productores se estaban interesando cada vez más por la mejora de los rendimientos, la prevención de los daños estéticos y la limitación de los daños causados por hongosCada vez es más frecuente que los productores de pitahaya cubran la fruta con plástico para prevenir manchas y daños causados por hongos. Además, están explorando el uso de casas de sombra. “Las casas de sombra cubren el cultivo y limitan la exposición al entorno”, señala Roggiero. “De este modo, se reduce la aplicación de productos químicos fungicidas y se obtiene

una fruta más limpia y de mejor aspecto”.

Cultivo en la selva amazónica frente al cultivo en la costa


Actualmente, la cosecha de la variedad de pitahaya de piel amarilla y pulpa blanca está comenzando lentamente a acelerarse en la región de cultivo de Palora. El inicio fue lento al estar los cielos nublados, pero el número de días soleados está mejorando. “La semana pasada, los volúmenes eran aún muy pequeños y el producto se enviaba principalmente por aire. Sin embargo, los volúmenes están aumentando y esperamos tener un buen mes de febrero, pues los volúmenes alcanzarán su punto máximo hacia la segunda y tercera semana de este mes”, adelanta Roggiero. Si todo va bien, se espera que la producción dure hasta mediados de abril. La pitahaya que se está cosechando actualmente es de la variedad Palora, que “se considera la variedad más dulce, con niveles de Brix que oscilan entre 18 y 22 grados”

.

El cultivo de pitahaya blanca experimentó una disminución en la oferta en enero a causa de un tiempo nublado. A diferencia de la pitahaya amarilla, la variedad blanca crece en la costa, en una región climatológica diferente. Los volúmenes volverán a subir, comenzando con las llegadas a los EE. UU. en la segunda y tercera semana de febrero. El pico de producción se alcanzará más cerca de marzo.

Precios


Las pequeñas caídas en la producción han provocado una subida de los precios de la pitahaya en el campo. “Los productores están tratando de aprovechar estos breves lapsos. Sin embargo, en el momento en que los precios del mercado alcanzan niveles de 20-30 $ la caja de 4,5 kilos, la demanda disminuye de forma drástica. En mi opinión, sería mejor mantener el precio entre un rango de entre 15 y 25 $ aproximadamente. Es un precio rentable para los agricultores y permite que los clientes sigan interesados en la compra de pitahaya”, explica Roggiero. El suministro de pitahaya desde Ecuador se ha vuelto más constante en los últimos años y los retailers se están dando cuenta de que pueden confiar en la pitahaya para las promociones. “Con los volúmenes en aumento, febrero y marzo son buenos meses para promocionar la pitahaya amarilla, mientras que el suministro de pitahaya blanca es abundante en marzo y abril”.

Agitación social y política


Ecuador se vio afectado recientemente por la agitación social y política, que tuvo consecuencias principalmente para el cultivo de pitahaya blanca. “Creó un cuello de botella porque los recolectores no podían llegar a las plantaciones, las carreteras estaban cerradas y había problemas en el aeropuerto. Sin embargo, la situación ha mejorado ahora”, tranquiliza Roggiero. Freshway Produce está integrada verticalmente y la actividad de la empresa en Ecuador se vio parcialmente impactada por la situación. “Debido al peligro que había en las calles, sufrimos una escasez temporal de trabajadores. Sin embargo, el negocio volvió rápidamente a la normalidad, y nuestra integración vertical nos ha permitido continuar suministrando a nuestros clientes durante este tiempo”.

VIA: EL PRODUCTOR.COM