Opinión

LA PERNICIOSA INVERSIÓN DE LOS VALORES ÉTICOS…

Por: Mario Ponce Lavalle – Quito

! ¡El mundo vive un muy mal momento…! por doquier en el orbe, se observan actos degradantes, arbitrarios y abyectos, que riñen con las más elementales normas de la ética y moral pública; son atribuibles no solo a dictadores sátrapas, opresores de sus propios pueblos, sino también, a líderes y dirigentes espirituales de muy amplios conglomerados de seres humanos…

Parecería ser, que se ha regado -cuál fuese la pandemia sanitaria que todavía padecemos- un concepto generalizado de INVERTIR EL SENTIDO DE LOS VALORES ÉTICOS, en pos de conseguir objetivos banales o de menor cuantía, a como dé lugar…

Así, hoy se justifican: guerras intempestivas, secuestros de prelados, mega latrocinios, manoseos de la justicia, o permanencias en el ejercicio del poder, para lo cual: si hay que negar de padre y madre, engañar o engañarse a sí mismo…todo es válido y justificado, con tal de conseguir lo que se cree es necesario en el momento…

!La cloaca moral, reina por doquier, ¡y se ha convertido en la nueva religión mundialmente aceptada…!

El Ecuador -muy penosamente- no ha escapado a esta barbarie moral…

Poco importa y poco pesa, que quien hoy nos dirige por voluntad popular, haya llegado al poder, sustentado entre otras valías, de la práctica de una filosofía humanitaria (el Opus Dei) que predica “…una vida coherente con la fe en las circunstancias ordinarias de la existencia y especialmente a través de la santificación del trabajo…”, es decir: de propiciar el BIEN COMÚN.

Pero la realidad dice que: se ha rodeado de colaboradores que desfiguran y desconocen estos principios morales -como el mojigato Aparicio Caicedo o los “vivísimos” Pozo, o Carolita Ríos, o el “querubín” de Pons- cuyos actos desleales y deshonestos -que están empezando a aflorar cuál estiércol nauseabundo- NO DIFIEREN de lo realizado por otros, ¡a los cuales el País (y el propio presidente Lasso) han señalado como los causantes de la debacle…!

¡Y nuestro líder calla… ve hacia otro lado y no enmienda… no se decide a extirpar las manzanas podridas…! Los apaña…

Parece emular así, a S.S. Francisco, que tampoco quiere ver ni sentenciar al borracho Dictador, violador de menores y practicante de brujerías, que ha secuestrado a su Obispo Álvarez, y que allanó la Curia Episcopal…emulando a sus “ídolos” los criminales Castro, encarcelando y asesinando nicaragüenses, mientras crea otro “santuario” del narco negocio, ¡llamado Nicaragua…! ¡Y Francisco, solamente dice “…estar acongojado…”! qué horror y que decepción…!

Ayer vi con estupor, como uno de los más cercanos colaboradores del presidente Lasso -su Secretario General de la Administración Pública, señor Iván Correa- le mentía en la cara, sin inmutarse en lo más mínimo, al periodista Milton Pérez, ante una pregunta obvia: “…en que queda la palabra del Presidente, si pide a Fiscalía el archivo de su propia denuncia del delito de concusión contra 5 asambleístas?”

Respuesta: “…la palabra del presidente está intacta…” ¿Como puede quedar intacta la palabra del presidente, digo yo, si acusó de algo a alguien y hoy, tácitamente se desdice…? ¿Acaso el señor Iván Correa, nos cree idiotas a todos los ecuatorianos?… ¿O es que el presidente, sí puede injuriar y no pasa nada…? Tal vez, cabe una disculpa, como mínimo…

¡Nunca quisiera jugar al póker con este señor Correa…! qué capacidad de “bluffear” sin inmutarse en lo más mínimo…!

Ayer también, escuché absorto, como unos jueces apandillados a favor del mal, sentenciaban a 13 años de reclusión, a un joven policía probo y valiente, comprometido con la razón de ser Policía, cuál es: ¡proteger a la sociedad y NO AL DELINCUENTE…!

Jueces ignorantes y corruptos que se pierden del principio y objetivo del por qué, y para qué existe la Fuerza Pública, y de la RAZÓN CONSTITUCIONAL, ¡del por qué y para qué el Estado le entrega un arma a la Policía o al Ejército nacional…!

El policía Santiago Olmedo, DEBERÁ SER MERECEDOR DEL INDULTO presidencial, ¡sin la menor duda…!

El Dr. Iván Saquicela, a mi entender, digno presidente de la Corte Nacional de Justicia, se ha despachado con algo inconcebible: el envío de una terna de Jueces, de la cual se escogerá quien presida la Judicatura, donde constan 2 “joyitas” con antecedentes nada recomendables: fuertes entronques con el correismo y abierta protección a la “engrilletada” Paola Pabón, en el un caso; y en el otro, una Juez con sentencias por demás cuestionables, en favor de allegados a Alex Saab, reo en USA por lavado y testaferrismo relacionado con el Dictador Maduro… (Portal 4 pelagatos)

¿Acaso no existen Jueces limpios y probos Dr. Saquicela, de los cuales usted pueda escoger para tal efecto?

Todos los casos aludidos, tienen como factor común, la EROSION DE VALORES ÉTICOS como principal norma de procedimiento…

Este camino errado, está llevando a nuestra sociedad -y al País entero- hacia el despeñadero…
Nada será más importante, que gobernar bajo principios de rectitud y moralidad, y nadie, por importante y eficiente que pueda ser, debe considerarse irremplazable, ¡si su actuar está manchado de hipocresía y malas artes…!

No separar a vagabundos morales del ejercicio del poder, no ocasionará, ¡sino un resultado lamentable…!

Señor presidente Lasso: ¡CIENTOS DE MILES DE ECUATORIANOS, NO VOTAMOS POR ESTO…! ¡Y NOS ASISTE EL DERECHO DE SEÑALARLO Y EXIGIR UNA RECTIFICACIÓN…!