Opinión

La participación del sector privado

Luis Hidalgo Vernaza

luishidalgov@gye.satnet.net

La caída del precio del petróleo parece que empieza a preocupar mucho más al gobierno de lo que originalmente reveló.  Si bien vaticinó un año difícil, se venía sosteniendo que el país estaba preparado para afrontar los problemas económicos que se podrían derivar de la disminución del precio del barril.

Las medidas que se tomaron  últimamente y que transmiten con claridad la preocupación del gobierno de la revolución ciudadana, como fueron las de imponer salvaguardias a las importaciones provenientes de Perú y de Colombia, demuestran que las cosas no son fáciles.  La protesta inmediata de los hermanos países, generó reuniones de alto nivel entre los Ministros de los países.  Como consecuencia la medida fue revertida no obstante que la afectación económica ya se había producido.

Es claro que el gobierno busca generar ingresos por todos los medios posibles.  El Ministro de Industrias y Productividad, indicó que el modelo de desarrollo enfocado o basado en el Sector Público se está agotando, por lo que se necesita voltear la mirada hacia la inversión privada.

El cambio de la Matriz Productiva en la que está empeñado el gobierno, tiene como principal objetivo el utilizar la gran generación eléctrica que se dará una vez que las Centrales Hidroeléctricas entren en funcionamiento, la principal la Coca Codo Sinclair, que se supone estará operativa en el 2017.  La gran generación  facilitará la utilización de las cocinas de inducción y disminuirá la carga económica que genera el subsidio al gas.

Lo positivo frente a la crisis económica que se vive y que se podría tornar cada vez más difícil, es que por fin el gobierno se está dando cuenta de que sin el apoyo decidido  del Sector Privado difícilmente se podrán llevar adelante algunos de los proyectos que tiene en construcción y otro que están en carpeta.  Se ha tratado siempre de mostrar al sector empresarial  como un aliado muy poco confiable y desconociendo que el empleo productivo y el bienestar colectivo está dado precisamente por los empresarios

La crisis petrolera y su impacto en la economía del país, pondrá en evidencia aquello que se ha tratado de vender por parte de quienes hace el gobierno, que es el Estado el que genera el bienestar del pueblo y no la unión saludable entre el Estado y la Empresa Privada.  La alianza Estado-Sector Privado demostrará que es la mejor decisión que debe tomar el gobierno, si no se busca este concurso, la crisis que según el Presidente no se la entiende, se agudizara.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.