Opinión

La “Pame” metió las de andar

Por Gerardo Maldonado Zeas/Cuenca

 

 

La decisión de la RC de emboscar a Diana Salazar en la comparecencia a la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional (AN) les resultó un búmeran. Ahora que la estrategia de Correa es enviar a sus asambleístas mujeres a dar la cara en todas las atrocidades planeadas para desestabilizar la democracia, esta es sin duda la peor de todas.

El comportamiento de ¡Ay Pame!, fue una barbaridad, con una ignorancia supina en materia de Derecho y eso que ella es abogada. Una obstrucción a la justicia, un coctel de estupideces ordenadas desde Bélgica. ¡Pedir que se conecte el prófugo Aleaga desde algún lugar del mundo que los de la RC conocen, y decir toda una cascada de cuentos chinos tratando de salvarse de su comportamiento delictivo, iba a ser una burla a la inteligencia de los ecuatorianos!

Querían que el ex asambleísta sustente su narrativa en contra de Salazar, para involucrarla en una de las tantas calumnias que vomitó en su contra, y con eso argumentar la recusación en el caso Metástasis a la Fiscal, con lo cual “el ruso” ya no hubiera podido ser procesado por Salazar.

El correísmo, cuyo odio a la Fiscal es notorio desde el primer día de su gestión, ha perdido el norte. Se nota su desesperación porque nada les sale bien. En la búsqueda de callarla, van mostrando sus fechorías; los casos que se denuncian con nombre y apellido manchan cada vez a sus ex coidearios, y la lista ya es inmensa con todos los tipos de agravantes.

En una de sus últimas comparecencias, Diana Salazar reveló que el objetivo del sicariato internacional era que ella sea la compañera de Fernando Villavicencio en el siniestro camino a la muerte. Su fortaleza para seguir incólume cumpliendo sus obligaciones demuestra la posición de una mujer valiente y decidida, para que, basada en la impunidad, la delincuencia organizada no se quede de fiesta. Difícil convivir con la seguridad extrema y el control de los pasos de esta dama por parte de los grupos especializados en brindar protección. La libertad, el disfrutar sin ataduras la vida personal y familiar, en ella, se ha venido a menos.

Sin embargo, el camino de las investigaciones no se acabará hasta que termine su período, para lo cual falta cerca de un año. Y justamente mientras escribíamos este articulo la Sra. fiscal general, emitía un comunicado para indicar que a su vida de hogar llegaría su segundo hijo, lo cual ha producido mucha alegría a sus seguidores. Aunque muy difícilmente la AN tendría los votos para destituirle, el pretendido juicio político entrará al análisis del CAL, por el estado de gestación de Salazar.

Corresponde a la administración de la AN descubrir quién(es) le hicieron llegar el link de conexión a Ronie Aleaga para que pretenda estar en la sesión. Un cabito más que falta atar.