Internacional

La OMS inicia un análisis de posibles fármacos contra el ébola

Otros tratamientos potenciales publicitados en países de África Occidental incluyen plata, selenio, té verde y hasta Nescafé.

GINEBRA. La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el comienzo del análisis de más de 120 posibles tratamientos para los pacientes de ébola, si bien hasta el momento no ha encontrado ninguno que funcione de forma definitiva.

Un fármaco usado para tratar a pacientes de VIH, la lamivudina, comenzó a hacerse conocido como tratamiento después de que un doctor lo usase y varios lo imitaron, comentó el científico de la OMS Martin Friede en una conferencia de prensa.

Sin embargo, la OMS lo examinó halló que no tiene efecto contra el virus y no debe ser administrado.

A pesar del aparente éxito del  ZMapp, el medicamento fabricado en Estados Unidos que acaparó portadas cuando fue administrado a dos trabajadores sanitarios infectados que acabaron recuperándose, tampoco ha demostrado ser eficaz, agregó.

El aparente efecto del ZMapp y de otras medicinas puede ser simplemente el resultado de la buena atención recibida por los pacientes, o porque se nutrieron bien antes de enfermar, o por otros fármacos, dijo Friede.

“Como estos pacientes recibieron muchos medicamentos muchos de ellos recibieron dos, tres o, a veces, incluso cuatro, no podemos llegar a ninguna conclusión”, comentó. “No podemos concluir que esas medicinas funcionen. Esa es la conclusión”, dijo.

La organización de ayuda humanitaria Médicos Sin Fronteras tiene previsto empezar el próximo mes sus pruebas con brincidofovir, de la estadounidense Chimerix, y favipiravir, de la japonesa Fujifilm, así como comprobar la eficacia del plasma de los supervivientes del ébola en la cura de los infectados.

“Es comprensible que las poblaciones intenten cualquier cosa, pero hay muchos charlatanes intentando vender lo que hace años se habría llamado ‘aceite de serpiente”, dijo Friede.

La OMS busca aclarar la situación informando sobre los variados tratamientos posibles y con la publicación de una lista que muestra cuáles deben ser definitivamente descartados. (Reuters/La Nación)