Opinión

La mujer relegada y acosada en la tecnología

Lcda. Ney Murillo Chérrez/ Guayaquil

El desembarco de la mujer en el estudio de tecnologías y en mercado del trabajo digital no despunta, más bien se desacelera. A escala mundial, existe una compleja crisis de inclusión digital y muchos sectores siguen rezagados en el uso eficaz de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Es más, diversos estudios como el del BID, realizado en el 2020, confirman que mientras un 38% de los hombres afirma utilizar una computadora, laptop o tablet, todos los días o varias veces por semana; apenas un 24 % de las mujeres lo hace, lo que implica una brecha del 14 %.

Mientras que las investigaciones de Plan Internacional en el 2020, basadas sobre las experiencias digitales de 14. 000 niñas y jóvenes mujeres en 31 países, incluido Ecuador revelaron que menos de la mitad de los hogares urbanos tienen acceso a internet de calidad, y solo 2 de cada 10 en los sectores rurales.

Y que la falta de acceso a dispositivos electrónicos e internet pone en riesgo la educación de las niñas y mujeres jóvenes, mientras que las que acceden padecen de violencia basada en género.

Tanto que un 50% de las niñas y jóvenes mujeres participantes en la investigación confirmaron más acoso en línea que acoso callejero.

Asimismo, se comprobó que el aislamiento a los espacios digitales ha hecho que las niñas y mujeres jóvenes sean bombardeadas con mentiras y estereotipos sobre sus cuerpos y los roles que ‘deben’ cumplir.

El 87% de las niñas y mujeres jóvenes quienes participaron en la investigación sienten que les afecta de manera negativa, además afirman que el internet influye en las opiniones que tienen sobre sí mismas, sobre el mundo y sobre el lugar que ocupan en él.

La propagación de información falsa limita sus posibilidades de tomar decisiones informadas como la de su sexualidad, sus derechos sexuales y reproductivos. Así como a 7 de cada 10 niñas y mujeres jóvenes nunca se les enseñó -ni en la escuela ni en casa- cómo identificar la información errónea/desinformación en internet.

Por lo que preparar a las niñas Preparar a las niñas para desarrollar una carrera en las TIC no es solo una cuestión de igualdad de género, sino una necesidad urgente en la agenda de desarrollo. Las TIC empoderan a las mujeres y las niñas en su acceso a la salud, los servicios bancarios y la educación, y facilitan su participación como ciudadanas.