Opinión

LA MUERTE CRUZADA.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

Se está despejando el ambiente político y la única luz que se ve al final del túnel sería la temible MUERTE CRUZADA, propuesta socialista consagrada en la Constituyente de Montecristi, que sería la primera vez que se utilizaría para terminar la pugna de poderes contra una inexplicable alianza que pocos la comprenden y, la gran mayoría, no entiende.

Los más afectados al final serían los más desunidos del triunvirato golpista que son los menos representados con apenas un 7% de porcentaje de la población nacional, me refiero directamente a: PACHAKUTIK y las Nacionalidades Indígenas, por un lado; Correa y su banda, por el otro Nebot que ahora contra su voluntad manifestada con anterioridad intentará regresar a las ciudades a los mismos indígenas que intentó sepultar en los páramos.

La poca capacidad política de los miembros del gabinete del presidente Lasso encargados de las relaciones con las bancadas opositoras no han sido capaces de lograr una mayoría en la Asamblea, lo que acerca más la aplicación de lo impensable que enviará a sus casas a todos los asambleístas o también al mismo presidente Lasso.

El gobierno está mostrando falencias en sus comunicaciones que le están haciendo perder muy rápido su credibilidad ganada en las urnas y la vacunación medite bien Señor presidente, lo que se aproxima no es un simple juego Económico/Financiero, está en juego el futuro del país y su equipo del tanque de pensamiento todavía no es capaz de hacerlo quedar bien.