Opinión

La misión tanto de FFAA como de la Policía, debe ser el combate al narcoterrorismo…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

La masacre de la playita en el Guasmo sur de Guayaquil, desnuda la nuevas operaciones y técnicas de combate de los carteles de la droga, similares a los utilizados en México y Centro América, esto es del sicariato individual o máximo de dos personas en moto, a los de exterminio utilizando comandos que llegan sea en vehículos por tierra, o por el agua con botes o embarcaciones, para acribillar a sus enemigos y competencias, además con armas automáticas de última generación…

Ésta, es una nueva modalidad que obliga a las Fuerzas del Orden, a trabajar de manera conjunta, coordinada, pero bajo un solo mando unificado, para hacerle frente a enemigos que tienen muy claro, el qué, como, cuando, dónde actuar y salir en precipitada y organizada escapada…

Estoy narrando que la inteligencia utilizada por los narcoterroristas, es muy eficiente y efectiva, lo que les permite actuar y conseguir sus objetivos, escapar y no ser perseguidos, lo que significa total impunidad. Pero abre por supuesto, mayor incertidumbre y terror, en los lugares donde harán sus operaciones de exterminio, provocando mayor daño colateral…

Si no se establece un Ministerio de Seguridad, en dónde estén integrados Policías y militares, seguiremos perdiendo espacio, recursos, vidas humanas, y el próximo presidente será miembro de uno de los carteles o de las bandas organizadas…

No actuar y tomar conciencia de lo fundamental que es tener a los estrategas y asesores, que dirijan estos escenarios en la actualidad, es en mi concepto la prueba evidente, que los que hoy nos gobiernan parecería ya tienen compromisos y vínculos con el narcoterrorismo.

Semper Fi.