Opinión

La máxima hipocresía

José Fernando Gómez Rosales/ Guayaquil
jgomezr@hotmail.com

La disyuntiva sobre el aborto está llegando a límites verdaderamente absurdos. ¡Ya mismo piden que se permita el asesinato de niños de hasta 6 meses de edad, o de un año de vida!

El interés económico de las Compañías y el poder que tienen, hace que no haya vuelta atrás en su insaciable sed de dinero.

Las feministas caen en la trampa y defienden estos asesinatos sin piedad, aprovechando la actitud de protestar por protestar, sin pensar en la racionalidad de lo pedido.

Si hubiera un pensamiento real a favor de la mujer violada que queda en cinta (un crimen que no debería prescribir), abogarían por la PDS (píldora del día siguiente), o MAP (morning after pill), la cual es efectiva como emergencia. Es peligrosa si se quiere usar como rutina. Tiene la ventaja de que la mujer no sabe si estuvo o no embarazada.

Estoy consciente de que es abortiva, pero estamos hablando de casos de violación.

No sé por qué se defiende tanto el aborto criminal. Si una mujer es consciente, puede no salir embarazada, a menos que ella lo desee.