Opinión

LA MARCHA «RITUAL» FUE MÁS QUE ESO

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

 

Así ubicaba con la sorna del burócrata soberbio, el asesor presidencial Diego Ordóñez sobre la marcha » ritual » por el día Universal del Trabajo efectuado el Primero de Mayo.

Sin ser una marcha multitudinaria lograron aglutinar algunos gremios que protestaron con razón o sin razón sobre la actual crisis.

Los gremios que protestaron en la marcha sufren las mismas calamidades y el desprestigio que sufren todas las instituciones del Estado y la clase política, en general, sin excepciones.

Mientras el Presidente se abre solito frentes de combates políticos innecesarios, sigue magnificado la vacunación masiva y pondera su manejo económico del país que sigue al borde del colapso social más grave de la historia, por ejemplo: la Agricultura necesita una persona que conozca todo el fondo del problema y que tenga rápidas y duraderas soluciones efectivas, la duplicación de la producción de petróleo fue solo una quimera y el aumento no llega a los 5.000 barriles diarios, la recuperación de todo lo robado se murió en el intento.

Las arcas del Estado están en inmejorables condiciones, pero el pueblo se sigue muriendo de hambre.

La obra pública no existe, continúan las carreteras destruidas, las escuelas y colegios construidas por los Revolucionarios Progres (no pobres) se caen en pedazos y siguen sin arreglar, la medicina sigue escaseando en los servicios públicos a cargo del Estado, la narcodelincuencia avanza a pasos agigantados, pero el combate a la misma avanza a paso de tortuga inválida.

Ojalá que en su mensaje a la nación el 24 de mayo que cumple el primer año en su gestión Presidencial concrete con sinceridad lo que puede y debe ejecutar hasta el final de su cargo.