Opinión

La izquierda ecuatoriana= 0 a la izquierda

Henry Rafael Silva Viteri

henry.silvaviteri66@gmail.com

Ya estamos oyendo el mismo estribillo que la izquierda ecuatoriana canta al son de la marimba y el cachuyapi, aunque sus gustos sean el hip hop y la balada; estamos en este momento en una situación crítica de decidir si queremos que nuestro país siga agonizando después de los diez años perdidos y lleguemos a vivir la misma situación que están pasando los cubanos y venezolanos, o vamos a librarnos de esos falsos socialistas que quieren que el pueblo sea más pobre y ellos más ricos, o arribar a buena orilla de cambio y progreso.

Inicialmente, el candidato de la Izquierda  Unida, general Paco Moncayo, héroe del Cenepa demostró su condición de candidato chimbador al hacer unas declaraciones descabelladas junto a su estado mayor con respecto a su posición en la segunda vuelta, “en las dos candidaturas están presentes elementos que tienen y han tenido acciones repudiables en el ejercicio de funciones públicas, que hacen imposible confiar en las ejecutorias limpias que se necesitan en las actuales e inmediatas circunstancias”.

Después de la guerra del Cenepa, el general incursionó en la política, alcalde de Quito con un aeropuerto complicado y asambleísta del 2009 al 2013, etapa en la que colaboró con los “elementos que tienen acciones repudiables en el ejercicio de funciones públicas”; esto no es nuevo, la Izquierda Democrática cuando es derrotada tiene el mismo estribillo y por último irresponsablemente dice que deja en libertad a sus simpatizantes para que emitan su voto por quien ellos crean conveniente.

Solidaria la izquierda con los socialistas del siglo XXI que han llevado a la quiebra a países como Argentina, Brasil, Venezuela y Ecuador, en Argentina Cristina Fernández dejó el país en la ruina pero su fortuna es enorme, en Brasil Lula da Silva y su sucesora llevaron un país en alza a la quiebra por negociados y corrupciones, Venezuela en donde el dictadorzuelo Chávez dejó de herencia a los venezolanos lo peor que pudo haber creado el diablo, a Maduro, para que cuide a su corte de corruptos, narcotraficantes y asesinos; y Ecuador con esa izquierda colaboradora con el gobierno dictatorial y corrupto de los verde flex nos dejan un país manchado por la corrupción, vendido a China (donde está la soberanía que tanto anuncian), de negociados petroleros e hidroeléctricos sobrevalorados por las coimas, esa izquierda colaboradora que nos dio la ley mordaza, que bajó la mirada cuando la justicia era violada, que apoyó las ladratinas semanales y no condenó los insultos y vejámenes del mandatario de turno.

La izquierda ecuatoriana es CERO a la izquierda, no sirve para nada, solo hace bulto y no da valores, solo busca su provecho y el provecho de los que necesitan; la izquierda ecuatoriana no existe, solo tienen discursos y sus discursos son amargos.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.