Opinión

LA INVESTIGACION AGROPECUARIA EN ECUADOR

Ing. Agr. MSc. Jaime Flores Macías

Por principio la investigación debe ser básica, estratégica, aplicada y adaptable.

El INIAP se creó mediante Decreto Ley de Emergencia No 19 de 11 de julio de 1959. Aunque por falta de recursos presupuestarios no comenzó a funcionar sino hasta octubre de 1961. (Historia económica que curiosamente que se repite hasta nuestros días.).

Existe una modificación a la Ley de Creación del INIAP en el 2015.

“El INIAP tiene los siguientes objetivos y funciones: Investigar, desarrollar y aplicar el conocimiento científico y tecnológico para lograr una racional explotación, utilización y conservación de los recursos naturales del sector agropecuario; contribuir al incremento sostenido de la producción, productividad agropecuaria y al mejoramiento cualitativo de los productos agropecuarios, mediante la generación, adaptación, validación y transferencia de tecnología.”

“Planificar, dirigir, ejecutar y evaluar la investigación agropecuaria, de acuerdo con los lineamientos del organismo rector de la educación superior, ciencia, tecnología e innovación. Establecer relaciones de cooperación recíproca; Propiciar y apoyar la creación y organización de un sistema nacional de investigación agropecuaria, bajo los lineamientos del organismo rector de la educación superior, ciencia, tecnología e innovación.”

En sus primeros años fue un ejemplo en Latinoamérica, en la investigación para mejoramiento tecnológico y sobre participativo, con los actores principales: los agricultores. Hubo un desarrollo muy importante en la generación de nuevas variedades en los principales cultivos y de razas de ganado en el sector pecuario. Lamentablemente la progresiva disminución presupuestaria ha limitado en los últimos años esta buena trayectoria.

Los objetivos y funciones establecidas en la Ley son estratégicos si existiera el financiamiento para estas actividades de investigación.

El Dr. Enrique Ayala Mora, hace un rápido recuento histórico de la investigación científica en las universidades ecuatorianas. “La preparación de la tesis doctoral era la ocasión para hacer trabajo de investigación científica. Tenemos que llegar a los años setenta, los del petróleo, de la modernización y el incremento de los recursos estatales, para ver un comienzo importante o un giro en la investigación científica en el Ecuador. Tenemos que elevar el nivel de la investigación en nuestro país, debatir sobre la universidad que queremos para el futuro. No se trata solo de una propuesta sobre la investigación, sino de una concepción de la universidad y del conocimiento, de la ciencia y los saberes. La mayoría de las universidades se han ajustado a las limitaciones y tratan de destinar unos pocos recursos a la investigación.”

La Academia tiene una “deuda” con la sociedad ecuatoriana en cuanto a investigación. Es importante el Desarrollo de una Política Nacional de Innovación Agropecuaria. La innovación no es solamente un concepto de tecnología, es poner en uso productos, procesos, organización, nuevos o existentes en un contexto específico para aumentar la eficiencia, fortalecer la competitividad, el crecimiento económico y alternativas productivas, para la canasta básica de alimentos y exportación.

Abarca todas las actividades del ciclo de producción y toda la cadena de valor: desde la producción agrícola, forestal, pesquera o ganadera a la gestión de insumos, agricultura limpia o el acceso a los mercados.

En el 2020 se estableció el Consejo Nacional de Emprendimiento e Innovación, CONEIN. No existe en esta Ley una referencia para el importante sector agropecuario. Se puede reforzar la organización existente que haga gestión política para propiciar cambios reglamentarios o la formulación de nuevas políticas, programas y proyectos que dinamicen la actividad productiva de diferentes rubros agrícolas como pecuarios. Es fundamental, la creación y organización de un Sistema Nacional de Investigación Agropecuaria.

De allí parte la Planificación que debe basarse en el Plan Nacional de Desarrollo, en los objetivos sectoriales de agricultura, ganadería, requerimientos de la agroindustria, exportaciones.

El INIAP debe tener en congruencia, un Departamento de INNOVACION para realizar Investigación en Proyectos que garanticen la soberanía alimentaria: en agricultura limpia y orgánica; para la Agricultura Familiar Campesina; desarrollo de alternativas productivas con productos no tradicionales; agricultura de precisión; innovación digital; proyectos para mitigar el cambio climático; de economía circular; entre otros.

El establecimiento de un mecanismo de diálogo institucionalizado que permita intercambio de información y acuerdos entre pequeños y medianos productores, con las autoridades del MAG, Comercio, Industrias, PROECUADOR, así como entidades privadas como FEDEXPOR, ASOGRIBAL, AEBE, ANECACAO y ANECAFE, ETC. El diseño y ejecución de planes estratégicos por agro cadenas y el establecimiento de mecanismos de coordinación y de respaldo mutuo en momentos cruciales de las acciones y actividades previstas

La agricultura de exportación y organizaciones gremiales de productores, deberían realizar investigación privada y apoyar al INIAP en el cofinanciamiento de investigación mediante convenios. El Estado debe asignar por lo menos el 2% del PIB para investigación