Opinión

La inoportuna visita del príncipe inglés a La Habana

La visita del Príncipe Carlos de Inglaterra, y Camilla, Duquesa de Cornwall, a Cuba no puede ocurrir en un peor momento.

Mientras Gran Bretaña y muchos otros países consideran ilegítimo al régimen de Nicolás Maduro, el príncipe y su esposa son huéspedes del régimen cubano, cuyos soldados ayudan a mantener al déspota venezolano en el poder. El gobierno cubano es tan ilegítimo como el de Maduro.

La visita, la primera de la familia real, no tiene sentido en el momento en que Estados Unidos y otras naciones intensifican sus esfuerzos para obligar a Maduro a renunciar, y líderes militares rusos llegan a Caracas para apoyar al dictador.