Actualidad

La infraestructura de las telecomunicaciones permitió una respuesta rápida y organizada en las zonas afectadas

Según el Ministerio de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (Mintel), estas instalaciones permitieron programar la recepción de alimentos y distribuir medicinas con mayor eficacia y eficiencia

Quito (Pichincha).- La infraestructura instalada para telecomunicaciones e infocentros permitió que las entidades estatales pudieran coordinar acciones efectivas y rápidas para ayudar a los damnificados de las provincias de Manabí y Esmeraldas, después del terremoto del 16 de abril.

Según el Ministerio de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (Mintel), estas instalaciones permitieron programar la recepción de alimentos y distribuir medicinas con mayor eficacia y eficiencia, además de proveer servicios de Internet y telefonía fija en las áreas administrativas de los albergues oficiales, especialmente en la denominada Zona Cero.

Esto posibilitó el restablecimiento del servicio en la provincia de Esmeraldas en su totalidad, pues sus radiobases se habilitaron. En Manabí se avanzó al 97 por ciento, porque aún varias radiobases se encuentran inhabilitadas en la Zona Cero. En otras provincias como Guayas, Los Ríos y Santa Elena, hay un cien por ciento de operatividad.

También resalta la ayuda que brindaron los infocentros comunitarios. En el país están instalados 854 repartidos en 727 parroquias urbanas y rurales, los que permitieron tener una mejor comunicación y desempeño. En estos, el Gobierno invirtió 40 millones de dólares, beneficiando a 7’025.382 personas hasta agosto de este año. Para guiar a la ciudadanía se capacitó a 315.000 personas.

Los infocentros y los megainfocentros tienen como objetivos eliminar la brecha y el analfabetismo digital entre grupos sociales y etarios, así como acercar a los ciudadanos de las zonas rurales y urbano-marginales al uso de las tecnologías de la información y la comunicación. El Ciudadano