Actualidad

La influencia del círculo cercano de Los Choneros en la empresa de Movilidad de Manta

Kenny Muñoz, quien en 2017 fue procesado y absuelto por el delito de delincuencia organizada en un caso junto alias Fito, en 2023 fungió como gerente de la empresa de Movilidad de Manta; el 12 de abril renunció a su cargo.

La Empresa Pública Municipal Movilidad de Manta (nombre oficial de la agencia de tránsito) se ha convertido en un blanco de asesinatos y atentados. El último ocurrió la noche del viernes, 24 de mayo de 2024, cuando un incendio, presuntamente provocado, afectó sus instalaciones.

Este hecho tuvo lugar apenas seis días después de que otro vigilante fuera atacado a tiros dentro del edificio de la empresa municipal el pasado domingo 19 de mayo de 2024.

Se trata del décimo funcionario de tránsito que ha sido asesinado en los últimos dos años. Aunque no todos estarían relacionados a un mismo caso, esta vez los presuntos autores dejaron una nota firmada bajo el nombre de Los Pepes, grupo que inició en El Oro, y que es aliado de la banda terrorista Los Lobos: «Esta comisión no pertenece a Samara ni a Los Choneros (…)», decía el panfleto.

Samara Solanda Rivera Saltos fue la esposa de Jorge Luis Zambrano, alias Rasquiña, exlíder de Los Choneros, asesinado en diciembre de 2020; ella actualmente tiene un proceso abierto por asociación ilícita.

El nombre de Samara ya había resonado en relación con la institución el pasado 18 de marzo de 2024, cuando su hermano, Geamil Eduardo Rivera Saltos, quien se desempeñaba como supervisor de la Agencia de Tránsito Municipalfue asesinado.

¿SABÍAS QUE?
El 31 de agosto de 2021 el Concejo Cantonal, aprueba la ordenanza reformatoria que crea la Empresa Pública Municipal Movilidad de Manta EP, asumiendo las competencias de movilidad, tránsito, seguridad vial y transporte.

El fallecido había sido funcionario público desde julio de 2020, como supervisor de seguridad ciudadana en la municipalidad, según los registros de Contraloría.

Pero, cuatro meses después de asumir el cargo, el 9 de noviembre de ese año, fue detenido en la Agencia de Tránsito de Manta por el delito de concusión (No. 13284202007945). Durante el operativo policial realizado por agentes de la UNASE, además, se descubrió que Geamil estaba armado y no pudo justificar la posesión del arma, lo que llevó a un nuevo cargo por el presunto porte ilegal de armas de fuego.

El 18 de diciembre de 2020, Geamil fue sentenciado a tres años de privación de libertad a ser cumplidos en la cárcel de El Rodeo, en Portoviejo. Durante la misma audiencia de procedimiento abreviado, se le concedió la suspensión condicional de la pena. Para mantener esta suspensión, Rivera Saltos debía cumplir varias condiciones, entre ellas, presentarse periódicamente ante la autoridad designada y no reincidir en actos delictivos.

Tras este episodio, no queda claro hasta qué fecha mantuvo su cargo original. Sin embargo, nada de lo anterior impidió que volviera a la institución donde había sido detenido. Según Contraloría, en otra declaración juramentada que data de enero de 2022, Geamil asume un nuevo cargo como supervisor de tránsito en la Empresa Pública Municipal Movilidad de Manta, creada en 2021, cargo que ocupó hasta el día de su muerte.

En el panfleto dejado por Los Pepes, también se menciona a Cristhian Mendoza V., a quien exigen su renuncia y la de «todo funcionario que copie con Los Choneros». Él ha sido servidor público desde 2017 ocupando distintos cargos.

En 2020 fungió como subdirector de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la empresa municipal. Un año más tarde, en 2021, pasó a ser supervisor general de procesos operativos en la Empresa Pública Municipal Movilidad de Manta, actualmente ejerce como subdirector operativo de la misma desde enero de 2022.

Este medio intentó comunicarse con Mendoza para preguntarle sobre esta amenaza y su trabajo en la institución, pero hasta la publicación de este reportaje, no hubo respuesta.

La influencia del círculo cercano de Los Choneros en la Agencia de Tránsito de Manta va más allá del entorno del fallecido Rasquiña. Ecuavisa.com ha documentado otros casos que conectan a la institución con Adolfo Macías Villamar, alias Fito, prófugo de la justicia. Además, fuentes que han solicitado mantener el anonimato por seguridad aseguran que actualmente se vive una disputa entre la banda de Fito y Los Lobos por el control de la agencia. Aquí los detalles.

El rastro chonero en la agencia de Tránsito: el hermano de Fito, jefe informático

El rastro chonero se extiende al círculo familiar de alias Fito, ya que su hermano, Yandry Macías Villamar, de 32 años, aparece como funcionario de la empresa de Movilidad. Él se graduó como ingeniero en sistemas en 2016 en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí.

Aunque en la Contraloría solo figura su paso como funcionario en la Empresa Pública Municipal Transportes Terminales JOCAY-EP de Manta en 2016, un certificado laboral del IESS al que tuvo acceso Ecuavisa.com muestra que Macías aparece afiliado en la Empresa Pública Municipal Movilidad de Manta hasta una última actualización en abril de 2024.

 

Según la última actualización de la página de Transparencia de Movilidad en enero de este año, Yandry ocupa el cargo de jefe de soporte técnico informático. Fuentes cercanas a la institución indicaron a este medio que lo llaman el «jefe»; no tiene antecedente penales.

Él no es el único del círculo cercano de alias Fito que es funcionario público. Su cuñada, la esposa de Yandry, Genesis Z. también trabaja como analista informática en la empresa pública de Movilidad desde el 5 de mayo de 2019 hasta la actualidad, según datos de su declaración juramentada publicados en Contraloría.

Alias Fito junto a su hermano, Yandry Macías Villamar.

Alias Fito junto a su hermano, Yandry Macías Villamar. )

Exgerente de Movilidad en caso con alias Fito

Otro episodio también relacionaría a Los Choneros con la Empresa Pública Municipal Movilidad de Manta. El abogado Kenny Muñoz C. hace más de 40 días dejó de ser el gerente general de la institución, estuvo en el cargo desde agosto de 2023, un mes después del asesinato del exalcalde Agustín Intriago (+).

Su historial también está marcado por un episodio judicial. En 2017, Muñoz fue procesado y luego absuelto por presuntamente participar en el delito de delincuencia organizada, en una investigación en la que también estuvo implicado José Adolfo Macías Villamar, alias Fito, cabecilla de la banda terrorista Los Choneros.

El 16 de abril de este año, Ecuavisa.com consultó a la actual Alcaldía, dirigida por Marciana Valdivieso, sobre si tenían conocimiento del antecedente del entonces funcionario. Dos días después, en respuesta a este medio, afirmaron que Muñoz había renunciado al cargo el 12 de abril. En Contraloría aparece hasta el 15 de ese mes.

La institución informó que había sido reemplazado por el abogado Sandy García Cano en una sesión extraordinaria celebrada el 15 de abril. El nuevo gerente de Movilidad es hermano del abogado Luigi García Cano, quien ha defendido a Daniel Salcedo, procesado en el caso Metástasis. Actualmente, defiende a Lina Romero, expareja del narcotraficante Leandro Norero (+).

Kenny Muñoz Cañizares ocupó el cargo como gerente de Movilidad de Manta desde agosto de 2023.

Kenny Muñoz Cañizares ocupó el cargo como gerente de Movilidad de Manta desde agosto de 2023. ( )

Detenido, aunque luego fue sobreseído

¿Qué pasó en 2017 con Muñoz y por qué fue vinculado con alias Fito?

Eran las 20h00 del 29 de junio de 2017 cuando el fiscal cantonal de Manta, en aquel entonces César Suárez (+), quien fue asesinado este año en Guayaquil, formuló cargos contra 20 personas por el presunto delito de delincuencia organizada. Entre los acusados figuraba Kenny Muñoz, quien recientemente ocupó el cargo de gerente general de Movilidad de Manta.

En ese proceso también figuró alias Fito, así como otro de sus hermanos, David Macías Villamar, asimismo estaban implicados sus cuñados Julio Peñarrieta Tuarez y Jorge Peñarrieta Tuarez. En esa fecha se ordenó prisión preventiva para los mencionados.

Siguiendo la línea de tiempo, el 29 de septiembre de 2017, según el expediente (No. 13284201700860), el fiscal solicitó la vinculación de la esposa de Fito, Inda Peñarrieta Tuarez, casada con el cabecilla de Los Choneros desde el 22 de septiembre de 2000.

En esa misma audiencia, el fiscal Suárez también revocó la medida de prisión preventiva que pesaba contra Muñoz.

La audiencia de preparatoria a juicio estaba programada para el 16 de diciembre de 2017. Un día antes, el fiscal César Suárez (+) presentó un dictamen abstentivo a favor de Muñoz, junto con Inda Peñarrieta y sus hermanos.

​​​​​Pero, ¿por qué se vinculó a Muñoz a este caso? De acuerdo al expediente (No. 13284201700860), la investigación se inició a través de fuentes de información reservada y recopilación de datos en el lugar de los hechos, entrevistas a perjudicados y análisis de videos relacionados con diferentes delitos como robo de vehículos, sicariato y extorsión, ocurridos en la ciudad de Manta y sus alrededores.

«Se ha logrado descubrir una bien estructurada organización delictiva conformada por ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana dedicados al robo de vehículos, extorsión y delitos conexos», relata el documento.

La Policía describe que aquello dio apertura a la fase de investigación previa y posteriormente activar la etapa de instrucción fiscal, «en base a informes policiales identificar a uno de los sujetos activos de esta delincuencia organizada, el mismo que se lo identifica como Muñoz C. Kenny D.».

Según el expediente, se lo relaciona a través del uso de un teléfono celular «con el cual se mantenía comunicación con uno de los líderes de esta organización delictiva el ahora procesado identificado como Jose Adolfo Macías Villamar», según el proceso.

Sin embargo, el dictamen abstentivo se fundamenta en que dicho número de teléfono celular era utilizado por otra persona, también procesada en el caso: Freddy Eduardo Zambrano Herrera.

Ecuavisa.com consultó a Muñoz sobre su relación con el caso, a lo que él respondió que en la fecha de los hechos se encontraba cursando la universidad, aún no era abogado: «Fiscalía estaba realizando una investigación de carácter reservado en la que se encontraban abogados en los que realizaba mis prácticas pre profesionales y se me involucró dentro del proceso por unas llamadas que aparecían de mi número telefónico».

El exfuncionario afirma que en la investigación se determinó que «dichas llamadas no eran realizadas por mí y fue la misma Fiscalía que emitió un dictamen abstentivo».

El 12 de abril de 2024, el mismo día de su renuncia, Muñoz, a través de su abogado, solicitó la confidencialidad del caso en su contra; asevera que su salida del cargo se debió a motivos personales.

Fuente:  Ecuavisa