Actualidad

La inclusión de personas con identidades diversas se analiza en Cancillería

El taller los asistentes evaluarán sus competencias y reconocerán sus limitaciones y capacidades en torno a la profundización de los derechos e inclusión de las personas

QUITO. En los salones del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, se realizó el taller “Identidades diversas y soberanas-Ciudades inclusivas”, con el propósito de abordar nuevos desafíos en torno a la vulnerabilidad e inclusión de personas con identidades diversas en el espacio público.

Este evento, que pretende un acercamiento de sensibilización con funcionarios públicos desde un enfoque económico-político para entender a la movilidad humana como el resultado de políticas inclusivas para el desarrollo, fue motivado por el episodio que dos compatriotas de identidades sexuales diversas sufrieran en la ciudad del Cusco, Perú, el pasado mes de septiembre, por parte de miembros de la fuerza pública de ese país.

En el país “hemos transitado un camino muy importante para alcanzar la igualdad de las diversidades, y para nuestra política exterior es un tema de mucha importancia”, destacó la Viceministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana Subrogante, Carola Iñiguez, al inaugurar el evento que congregó a funcionarios de los Ministerios de Defensa; del Interior; de Inclusión Económica y Social; de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, de Salud Pública; de Educación; de Relaciones Laborales; de la Asamblea Nacional, de la Defensoría del Pueblo; del Consejo Nacional para la Igualdad de Género y de la Defensoría Pública.

Además, explicó que las diversidades sexuales es un tema de derechos humanos y exhortó a los funcionarios públicos a poner en práctica todas las legislaciones de las políticas encaminadas hacia la protección de los mismos.

De su parte, el Subsecretario de la Comunidad Ecuatoriana Migrante de la Cancillería, Sebastián González, indicó que el taller es un espacio de sensibilización dirigido a funcionarios públicos con el propósito de erradicar la discriminación por asuntos de género.

Como facilitadoras del taller estuvieron Coca y Mota, activistas transgénero, pertenecientes al colectivo PachaQueer, quienes fueron violentadas en Perú, el año pasado. A través de un performance, que ellas prefirieron llamar acto de sanación, las facilitadoras denunciaron la violencia estructural que oprime y excluye a las mujeres y a las diversidades sexuales en el espacio público.

El episodio narrado por Coca y Mota sirvió como estudio de caso para analizar los avances en la construcción de políticas inclusivas para personas en situación de vulnerabilidad e identidades diversas y la construcción de una cultura que promueva los derechos humanos desde el ejercicio diario de las distintas instituciones del Estado participantes.

“Nosotras creemos que es muy importante que este taller tenga un enfoque a los servidores públicos porque precisamente son ellos quienes están inmersos en la elaboración, en los cambios y en la aplicación de las normas. El encontrarnos hoy en este espacio y el desarrollar este taller juntas, gracias a la invitación e iniciativa de la Cancillería, nos permite sensibilizarnos sobre cómo la discriminación y violación no se da sólo en función de tu sexo y género, sino en todas las etapas de tu vida,” concluyó Mota.

Al concluir el taller los asistentes evaluarán sus competencias y reconocerán sus limitaciones y capacidades en torno a la profundización de los derechos e inclusión de las personas para avanzar en la implementación de nuevas políticas de desarrollo urbano sostenible con un enfoque inclusivo. (Cancillería/LA NACIÓN)