Economía

La importación de perfumes bajó

Los perfumes importados que hasta el 2010 ocupaban el 90% del mercado nacional en la actualidad llegan al 80%.

GUAYAQUIL. Las empresas dedicas a la venta y la distribución de perfumes continúan sufriendo los efectos de la aplicación de restricciones para la importación.

A pesar de que los precios de este producto no han variado considerablemente, el impacto negativo se refleja en la disminución de las ventas, así lo aseguró María Fernanda León, presidenta de la Asociación Ecuatoriana de Productos Cosméticos en declaraciones para un medio local, señaló que este no ha sido un año fácil, luego de la restricción de importaciones dispuesta por el Gobierno.

Ella Comenta que el primer trimestre de 2014 vendieron pocos productos: “Sí esperábamos crecer mucho más porque estábamos acostumbrados a tener tasas del 6% y 8% de crecimiento, pero lo más importante en el 2014 y el principal objetivo fue la sostenibilidad de los negocios”

La titular reconoció que la producción nacional ahora es de 20%, porque “era muy complejo importar porque no se podía cumplir con certificaciones que no hay en el Ecuador ni en el mundo”

Asimismo detalló también que a un año de las medidas adoptadas para un mayor control del producto importado, las empresas que abastecen mercadería a quienes realizan la venta directa han invertido 25 millones de dólares en 2014. Algunas aumentaron su nivel de producción para reemplazar las importaciones.

“Detrás de estos productos no solo está una empresa, detrás de estos productos y cuando pueden escasear, pues es un negocio que sí afecta a millones de personas en el Ecuador”, agrega León.

Según varios comerciantes, esto se debe a  los impuestos que pagan los perfumes como el 20% de ICE, el 20% del impuesto Advalorem, el 12% del IVA y el 0,5% de Fodinfa, que lo vuelve complicado.

Telémaco Suárez, propietario de la marca de perfumes The Lab, que importa bases de fragancias desde Francia, pero produce mezclas personalizadas en el país, indica que durante este mes las ventas se triplican en los locales de Quito, Guayaquil, Salinas y Portoviejo.

María del Mar Yépez, analista de marca Ésika, de la multinacional Belcorp, cuenta que las ventas totales de las tres marcas (Ésika, L’Ebel y CyZone),  se incrementan en un 33%.

Actualmente en el mercado las personas encuentran  perfumes que se producen de manera artesanal en el país y que se venden por 30 dólares, mientras que la venta por catálogo oscila entre $35 y $50, hasta los de reconocidas marcas internacionales que pueden llegar a costar hasta $200. (Red. La Nación)