Opinión

La huida –microrrelato,169 palabras-

Ani  Clara Amábile

Desde Buenos Aires/Argentina Para La Nación de Guayaquil-Ecuador

 

La familia recién mudada al campo.

Gómez, inspeccionaba minuciosamente el parque que no tenía fin, paraíso de árboles que lo tendrían entretenido curioseándolo todo.

Natalio, espiaba desde la cueva que terminaba de construir en el hueco inmenso del árbol de enfrente de la casa, ahora habitada.

Cuando Gómez por fin lo descubrió no hizo más que esperar inmóvil y seguro a su nueva presa. Quería llevarla muerta para que todos aprecien su heroísmo.

Pasaron las horas del día y ninguno de los dos cedían al fatal encuentro.

Natalio debía moverse, echar a correr, pero Gómez lo acechaba implacablemente, cortándole el camino de salida.

El tiempo los debilitaba, sin comer ni beber, uno inmóvil, el otro sin poder salir, preso en su propia casa. Para uno era el amor propio, el instinto, para el otro algo tan preciado que no podría lograr sin defenderla con su propia vida…

Natalio siguió esperando débil y cansado, pero perseveró.

Por fin, al final de la noche Gómez murió de desespero y frustración. Natalio entonces recuperó su bien para seguir viviendo.

Poesía: “Aparece”

Aparece cuando acecha el miedo

y hace tierna magia para quitarlo,

Aparece cuando es intensa la felicidad

 porque ilumina un logro único,

Aparece cuando estremece la angustia,

 al frío más intenso y le lleva el sol,

Aparece cuando la maldita soledad

parece quebrar al imparable tiempo,

 y entonces, envía la exquisita compañía

  disfrazada de luna llena.

Aparece y desaparece,

 ya que así es la contradictoria vida,

triunfa siempre, porque sale de adentro

y  su brillo te recuerda,

 que con ella puedes:

volar, aprender, soñar, morir, resucitar…