Deportes

La historia golpea a Tigres en la final de la Copa Libertadores

De las 18 veces en las que el partido de ida terminó igualado, sólo en seis el visitante pudo ser campeón. Además, River tiene récord positivo como local ante mexicanos

ARGENTINA. A miles de kilómetros de México, Tigres buscará romper contra los pronósticos estadísticos para poder levantar la Copa Libertadores de visitante. En el mítico Monumental de River Plate, tendrá que luchar contra la historia para ser el primer club mexicano en alzarse con el prestigioso título sudamericano.

No sólo serían el conjunto azteca en conseguir el trofeo más importante de la región, sino que se uniría al selecto grupo de equipos en poder hacerlo de visitante, algo que han conseguido únicamente cinco equipos –Boca Juniors en dos oportunidades-.

La primera ocasión fue en 1982. Peñarol de Uruguay empató sin goles frente a Cobreloa y tuvo que ir a Chile a demostrar que también podía pegar como visitante. Y así lo hizo en Santiago, donde se impuso 1-0.

Luego, tuvieron que pasar 20 años para que un club ganara fuera de su terreno una final. Olimpia de Paraguay doblegó a Sao Caetano, equipo que no pudo sostener un resultado de 1-0 conseguido en la ida y terminó vencido 2-1 (Olimpia ganó por penales).

Al año siguiente, en 2003, otro club brasileño perdió el segundo partido como local. Boca Juniors derrotó 3-1 al Santos en su cancha. Y el conjunto argentino repitió la hazaña en 2007, cuando vapuleó 3-0 al Gremio en Porto Alegre.

En la final del 2008, Liga de Quito por penales al Fluminense en Brasil (4-4 en el resultado global). Y la última vez ocurrió hace seis años, cuando Estudiantes de La Plata venció 2-1 al Cruzeiro en Belo Horizonte tras un 0-0 en el partido de ida. Son sólo seis finales de un total de 56 definiciones de Copa Libertadores.

Si se tiene en cuenta el 0-0 del partido de ida entre River y Tigres, las estadísticas también son desfavorables para el club azteca. De 18 ocasiones que el primer duelo terminó empatado, 12 equipos sacaron un resultado favorable de local.

Esta es la segunda serie de Libertadores que Tigres define como visitante. La anterior fue en 2006, cuando empató 0-0 ante Libertad de Paraguay y quedó eliminado por penales, en los octavos de final.

Como si fuera poco, River ganó todos los partidos de local en las cuatro finales que jugó en este torneo (3-2 a Peñarol en 1966, 2-1 a Cruzeiro en 1976, 1-0 al América de Cali en 1986 y 2-0 al mismo club colombiano en 1996) y tiene récord positivo en los juegos como local ante clubes aztecas: tres victorias, dos igualdades y dos caídas. (INFOBAE)