Actualidad

La historia detrás de Claudia Garzón y Pablo Ramírez: «Ella no quería que se dijera nada negativo del SNAI»

Garzón recibió hasta un reconocimiento de Pablo Ramírez, quien actualmente está detenido por delincuencia organizada. Su estrecha relación con el SNAI provocó tensiones dentro de la Comisión.

Eran pasadas las 07:00 de la mañana del 16 de junio de 2022, cuando en la Penitenciaría del Litoral en Guayaquil, la entonces comisionada Claudia Milena Garzón Padilla, hoy vinculada al caso Metástasis, daba una rueda de prensa frente a un pequeño grupo de periodistas.

Ese día marcaba el cierre oficial de la Comisión para el Diálogo Penitenciario y Pacificación,​​​​ creada por el expresidente Guillermo Lasso a finales de 2021.

Sin embargo, fue extraño, porque en otro horario y en la Gobernación de Guayas, el resto de comisionados también se había convocado a otra rueda de prensa a los medios.

Garzón citó a los periodistas temprano para que ingresaran al centro penitenciario, escenario de la peor masacre carcelaria en la historia de Ecuador. Sin contratiempos significativos de seguridad, Garzón lideró al grupo de prensa hacia la oficina designada del SNAI, donde se pronunció.

La excomisionada destacaba que se había logrado el primer avance por parte de las bandas con la declaración de voluntades para la pacificación. Hablaba en singular, afirmando que por cinco meses y medio trabajó en ganarse su confianza, «el diálogo directo que vengo teniendo con ellos, y que ellos también por primera vez eligen un interlocutor y deciden que yo sea su mediadora y su vocera», aseguró.

Aunque Myriam Alejandra Delgado, otra excomisionada vinculada al caso Metástasis, también estaba programada para asistir a esa cita, Garzón excusó su ausencia debido a que estaba con COVID-19.

Al ser nombrada por las bandas como mediadora que, más tarde se conocería su apodo como La Madrina, ella expresó en la rueda de prensa su deseo de estar en una «segunda recta» de la Comisión de Pacificación, planeaba trabajar en otros aspectos, como la implementación de canales de denuncia para casos de corrupción.

Lo que dio pie para que el grupo de periodistas presentes le preguntaran por el secreto a voces de la corrupción que imperaba en la institución encargada de las cárceles y que ya había sido denunciado en un primer informe de la Comisión«No se puede generalizar que toda la institución son tentáculos de las organizaciones criminales porque no es así», afirmó Garzón.

Este medio, ese mismo día, también estuvo presente en la segunda rueda de prensa, donde se encontraban los otros cuatro integrantes de la Comisión, incluido el Padre Luis Barrios, experto en psicología criminal, quien admitió que la corrupción en las instituciones era un tema que generó tensiones a la interna:

«Ha sido una de las tensiones dentro de la Comisión que hay una persona que dice no critiquen al SNAI, pero bueno, si está mal la vamos a criticar».

En una entrevista posterior con Ecuavisa.com el 22 de junio de 2022, Barrios admitió que había problemas con Claudia Garzón, sobre todo, porque parecía que ella trabaja para el SNAI, esa duda, dijo, se la consultó directamente a Garzón, pero nunca hubo respuesta.

Según el Padre, la excomisionada pasaba más tiempo en Ecuador que el resto de comisionados o llegaba antes o se iba después, «a muchos de los sitios iba con el General».

En fotografías publicadas por el SNAI entre enero y marzo de 2022, se puede ver a Garzón participando en varios eventos junto a Pablo Ramírez, quien en ese momento era el director de la Institución y actualmente se encuentra en prisión preventiva por el caso Metástasis. Incluso, el 18 de marzo de 2022, Garzón recibió un reconocimiento por parte de Ramírez durante el Congreso de Criminología Penitenciaria.

En aquella entrevista de 2022, el Padre ya sospechaba sobre su cercanía: «Ella es todo una cuestión de defender al general Pablo Ramírez«.

Ella lo llamaba, «Pablito», al igual que Leandro Norero (+), tal como mostró un video publicado en octubre de 2022, donde el narco junto a Garzón desde una celda le agradecía por haberlo ayudado a trasladarlo a la cárcel de Cotopaxi luego de haber pasado un día en la Penitenciaría del Litoral. Aunque en una entrevista con Ecuavisa.com Ramírez lo negó, bajo el caso Metástasis finalmente reconoció que había hablado con el narco.

 

En esa fecha, la Comisión presentó el informe de trabajo del primer trimestre. Durante la conferencia, Nelsa Curbelo, quien presidía la Comisión de Pacificación, enfatizó en combatir la corrupción: «El asesinato es un delito gravísimo, un crimen atroz, pero también lo es robar millones de dólares».

En esa línea, reconoció que no existía «colectivamente el rechazo necesario a la corrupción».

Pero, lo que llegó a los titulares fue el anuncio de Garzón, quien dijo que un operativo en la cárcel La Roca donde hallaron armas, ella destacaba que su realización fue posible gracias a la colaboración de «algunos grupos de delincuencia organizada» que mostraban confianza en el proceso de pacificación.

El anuncio generó cuestionamientos públicos, ya que la cárcel de máxima seguridad había reabierto semanas antes, por lo que ese mismo día, en la noche, el SNAI aclaró que las armas no habían sido ingresadas por los recién internados trasladados, sino que estaban en un área desocupada.

Además, marcó la antesala de la inesperada renuncia de Nelsa Curbelo el 21 de abril de 2022. Poco se reveló sobre las razones detrás de su partida, aunque Barrios mencionó que hubo tensiones significativas entre Garzón y ella.

Lo que este medio pudo confirmar es que Curbelo dejó su cargo debido a que, en las circunstancias de ese momento, era imposible cumplir con los estándares de un acuerdo de paz.

El 19 de abril de 2022, la Comisión presentó el informe de trabajo en el primer trimestre de labores.

El 19 de abril de 2022, la Comisión presentó el informe de trabajo en el primer trimestre de labores. ( )

Aunque en abril a la Comisión se le negó dar una rueda de prensa en la cárcel, tres meses después, Garzón organizó la suya propia en la Penitenciaría del Litoral, como se menciona en este reportaje inicialmente.

Según Barrios, las declaraciones por separado de Garzón responden a su desacuerdo con el último informe presentado a Guillermo Lasso, ella intentó presentar otro informe anexo. Esta discrepancia llevó al resto de los comisionados a no incluirla en la convocatoria para la última rueda de prensa en la Gobernación del Guayas, en junio de 2022, lo que provocó el reclamo de Garzón, según señaló el Padre.

Posteriormente, convocó a los medios a una rueda de prensa en la cárcel de un día para otro, la noche previa al evento.

Aunque el nombre de la excomisionada sí figura en el último informe, Barrios aseguró que Garzón no lo aprobó porque «ella no quería que se dijera nada negativo del SNAI», aunque tampoco solicitó que se eliminara su nombre.

 

Pero, ¿cómo llegó Claudia Garzón a ser parte de la Comisión de Pacificación? La sugerencia de su nombre provino de Max Campos, policía en servicio pasivo que entonces ocupaba el cargo de viceministro del Interior. La propuesta de formar una Comisión de Diálogo, surgió después de la matanza en la Penitenciaría del Litoral en noviembre de 2021.

En una entrevista con este medio, Campos señala que se barajaron varios nombres de expertos nacionales e internacionales para la tarea de elaborar un informe exhaustivo y marcar la hoja de ruta para atender la crisis carcelaria.

Los requisitos para formar parte de esta comisión exigían un profundo conocimiento sobre la problemática de la violencia criminal, ya sea en el campo de la criminología, la sociología o la victimología, menciona Campos, por lo que sugirió el nombre de Garzón.

El exfuncionario, dice, que la conoció en México en 2017, durante un evento internacional centrado en temas de seguridad: «Yo puse en consideración la participación de ella (…) Fue aprobada por el Gabinete de Seguridad, no fue una decisión (unilateral) de Max Campos», aclaró.

En aquel entonces, según cuenta Campos, el currículum de Garzón indicaba que ejercía como profesora en instituciones policiales de Colombia. Esta información salió a la luz recientemente después de que un medio, el 26 de febrero de 2024, Noticias Uno, mostrara un video de la excomisionada dando clases virtuales a policías del país vecino junto con el cabecilla de Los Choneros, prófugo de la justicia, Adofo Macias, alias Fito.

En dos videos posteriores, publicados el 8 y 9 de marzo en redes sociales, Garzón desmintió tener amistad con Fito y anunció que tomaría acciones legales.

Cuando se le consultó al exviceministro Campos, si tenía conocimiento de que Garzón trabajaba con el SNAI mientras era comisionada, como sospechaba el Padre Barrios, respondió: «Sé perfectamente que ella trabajaba asesorando al SNAI».

Sin embargo, insistió en que esa consulta debería dirigirse a la institución encargada del manejo de las cárceles, una solicitud que este medio llevó a cabo a través de un correo electrónico.

Según lo afirmado por Campos, Garzón trabajaba en ambos frentes, lo que, para fuentes cercanas a la Comisión consultadas por este medio, generaba un conflicto de intereses, ya que también evaluaba todo el ecosistema carcelario. Las denuncias de corrupción en el SNAI incluso llevaron a amenazas contra uno de los integrantes de la Comisión, historia que será publicada en un próximo reportaje como parte de una serie.

Por:  Ecuavisa