Opinión

LA HIDRA ECUATORIANA

Henry Rafael Silva Viteri

henry.silvaviteri66@gmail.com

 

 

La mitología griega tenía una fauna muy variada de monstruos que aterraron a los habitantes de la antigua Grecia, entre sus más abominables monstruos estaba la Hidra de Lerna que era un despiadado monstruo que con forma de serpiente y sus muchas cabezas poseedoras de un aliento sumamente venenoso dominaba e infectaba todo lo que a su alrededor se movía; la hidra tenía muchas cabezas y podía regenerar dos cabezas por cada una que perdía, su guarida estaba en Europa, en el lago de Lerna. Sus padres fueron dos monstruos, Tifón que era un huracán y Equidna una ninfa monstruosa.

La mitología política ecuatoriana también tiene su Hidra venenosa y ésta tiene su guarida también en europa en Bélgica, este detestable monstruo tiene muchas cabezas que están presentes en la Asamblea nacional, en embajadas y consulados regados por todo el mundo, en la ONU en donde está la cabeza pelirroja de la poetisa erótica adoradora de dictaduras nefastas, es decir en resumidas cuentas que este monstruo de mil cabezas las tiene ubicadas en los lugares estratégicos para poder así atormentar con su aliento fétido y venenoso lleno de odio, mentiras y rencor, a un pueblo que todavía no encuentra un Hércules que acabe con este maldito monstruo.

El pueblo ecuatoriano cansado de tanto acoso y ataque venenoso de las cabezas se medio levantó lo que asustó al monstruo que reptando muy asustado se fue a refugiar a su guarida en Bélgica, pero sus cabezas quedaron vivas entre los ecuatorianos seguras de dominar y seguir asustando con su aspecto monstruoso y su fétido aliento y así seguir dominando al pueblo.

Surgieron por ahí unos semi héroes que comenzaron a cortar alguna de sus cabezas, cortaron una cabeza de vidrio, otra cabeza contralora, unas cabezas fiscalizadoras, cabezas espías, cabezas lavadoras de dinero, cabezas de ratas con grilletes y un poco de cabezas más que con la venia de sus otras cabezas huyeron a esconderse al igual que su propietario.

Pero como este monstruo tiene la particularidad de regenerar sus cabezas, el 24 de marzo de 2019 regeneró dos cabezas de las tantas que había perdido, esta regeneración se dio en la ciudad de Quito cuna de la libertad y del primer grito de independencia que no fue tal sino grito de sumisión al rey de España, el 24 de marzo de 2019 el pueblo sumiso de Quito ayudó a la Hidra venenosa a regenerar dos cabezas, una en la alcaldía con un 21,34% y otra cabeza en la prefectura con 22,16%, es decir que casi un poco más del 77% de quiteños cerraron los ojos y permitieron al monstruo recuperar sus cabezas y prepárense para todo el caos que se vendrá.

Los ecuatorianos libres sabemos que no existe ningún Hércules que acabe con este monstruo, debemos tomar ya las riendas y dirigir nuestro país a la meta de bienestar, honradez y cultura que tanto anhelamos.