Opinión

La guerra en Siria parece no tener fin

Isaac Esteban Bent James

isaacbent@hotmail.com

@IsaacBent

 

La guerra en Siria no parece tener final. Desde que se desató la denominada “Primavera Árabe” en 2011en gran parte de Medio Oriente, la guerra en Siria parece no tener un final. El país está devastado, sus habitantes abandonan sus casas para cruzar las fronteras y escapar de los diferentes actores que están en el terreno defendiendo lo que ellos consideran legítimo derecho. Las cifras de refugiados van en aumento, y no solo refugiados, las víctimas entre niños y ancianos hace parte del día a día de una guerra que lleva varios años y que ha puesto en alerta máxima a los organismos internacionales de derechos humanos.

Pero la pregunta que muchos se hacen es el porqué de la guerra. Es difícil tener una respuesta acertada. Lo cierto es, que países occidentales junto a los del Golfo Pérsico han sido los promotores de la prolongación de la guerra que se vive en Siria. De la misma manera, Turquía tiene una intervención directa en la crisis siria. El gobierno de Recep Tayyip Erdoğan  dice defender a su etnia turcomana con asentamiento en territorio sirio a los que también se les responsabiliza por la muerte de soldados rusos cuando derribaron el avión Sub-24 y el helicóptero que realizaba el rescate en la zona donde cayó el avión.

Arabia Saudita ha sido el país que mayor financiamiento le ha otorgado a los terroristas que son de su misma etnia (sunníes) contras las fuerzas leales a Bashar Al Assad. El entrenamiento y refugio que les otorga las fuerzas de seguridad turcas en la frontera Siria a los terroristas ha sido comprobado. Por ejemplo, la inteligencia rusa comprobó la manera que los miembros del gobierno turco comercializan los carrotanques de petróleo del Estado Islámico, petróleo que es robado de los pozos sirios controlados por el Estado Islámico. Todo esto hace que la guerra en Siria se vuelva un desafío para las potencias que quieren detener la guerra.

Rusia ha sido determinante en la guerra. Las fuerzas de seguridad de Siria estaban desmoralizadas ante el avance de los rebeldes (denominados por occidente de moderados), Estado Islámico, Frente Al Nusra, entre otros grupos que están en el terreno combatiéndose todos contra todos; no se sabe quién es quién con todos los actores que allí combaten. Cuando Rusia toma la decisión de intervenir con ataques aéreos a petición del gobierno sirio, la guerra entró a otra fase, a otro nivel. A tal nivel llegó que casi se genera una confrontación bélica Rusia y Turquía por el derribo de un avión ruso que fue interceptado en suelo sirio por un F-16 turco.

Irán es un país que ha sido importante en que se sostenga Al Assad en el poder. Más que un tema étnico (sunní y chií) el país persa le conviene que el gobierno alauita (rama del islam chií) siga en el poder por un tema de geopolítica en la región. Irán necesita cuidarse de su enemigo Israel.  Es por ello que se ha dado un apoyo militar en todos los frentes por partes de la Guardia Revolucionaria Islámica, aunque ha sufrido fuertes bajas en territorio sirio, ha mantenido la ayuda militar en la guerra.

Hezbolá también ha jugado un papel importante en la prolongación en la guerra de Siria. Considerado como un grupo terrorista, especialmente por las fuerzas de seguridad de Israel, el grupo ha sido un fuerte aliado militar para el gobierno de Al Assad. Su experiencia en la guerra le ha proporcionado información importante a las fuerzas gubernamentales. Su mayor presencia esta en Líbano y ha enviado a buen número de combatientes para que le den soporte militar a las fuerzas sirias. Cuenta con apoyo logístico, militar y financiamiento por parte de Irán.  Y con todo este apoyo poderoso la guerra no ha podido terminar.

Occidente se le salió de las manos la guerra en Siria. Lo que inició como una revuelta de personas opositoras al gobierno que demandaban cambios en la estructura de gobierno, terminó siendo una guerra de grande proporciones. Pero no hay duda que Occidente propició la guerra y son quienes la tienen que terminar. Ellos iniciaron apoyando a la denominada “oposición moderada” que terminó filtrada por grupos terroristas que combinan todas las formas de lucha usando un extremismo que sobrepasa todo límite. Y mientras estos países del Golfo Pérsico y Turquía sigan apoyando a todos estos grupos de la manera que lo han venido haciendo, la guerra continuará. Porque los apoyos que han hecho los otros actores en favor del gobierno sirio ha sido por medios de mecanismos gubernamentales, enmarcados en el derecho internacional; activando todos los mecanismos bilaterales entre Estados para recibir el apoyo necesario para hacerle a una amenaza que transcendió fronteras.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.