Ciencia

La gripe afecta al 15% de la población y su pico más alto se producen a finales de diciembre

Existen más de 100 virus que producen infecciones respiratorias de vías altas y el doctor Cañada hace hincapié en la importancia de diferenciarlos.

ESPAÑA. La mejor forma de escapar de la gripe es la vacuna, según asegura el doctor José Luis Cañada. En España, las tasas de vacunación frente al virus de la gripe se sitúan en torno al 60%, pero no llegan al objetivo del 70% de la OMS. La mayor parte de los que fallecen a consecuencia de la gripe entre 1.500 y 3.000 cada año en España son personas mayores o tienen factores de riesgo.

Además de regalos y vacaciones la Navidad trae la gripe, una enfermedad vírica que cada año afecta a entre un 10 y un 15% de la población y cuyo pico más alto se sitúa normalmente entre Nochebuena y el día de Reyes. ¿Se puede escapar de la gripe?: La gripe es una enfermedad de niños y adolescentes, pero las consecuencias las pagan las personas mayores.

De lo que sí está absolutamente convencido es que no existe nadie que no haya tenido gripe en toda su vida.

De hecho, la mayor parte de los que fallecen a consecuencia de la gripe entre 1.500 y 3.000 cada año en España  son personas mayores o tienen factores de riesgo. Polimedicados, cardiópatas, enfermos de riñón, diabéticos, afectados de enfermedad pulmonar crónica, obesos y fumadores “están en minusvalía frente a una enfermedad respiratoria y van a sufrir las consecuencias”.

La vacuna de la gripe de hecho, “está ingresando en la UVI gente que no le tocaba”. Y no existe una explicación para ello.  “O por lo menos yo no la conozco”, asegura este médico. Haber tenido alguna vez la gripe inmuniza. Aunque “la inmunidad más fuerte se produce frente al subtipo del virus que infectó por primera vez; es lo que se llama el pecado original de la gripe”.

La mejor forma de escapar de la gripe es la vacuna, asegura este experto, que defiende la vacunación sistemática de todos los mayores de seis meses, como recomienda el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. “Hay que tener en cuenta que una persona de 30 años sanísima puede vivir con su abuelo de 83 años, fumador durante toda su vida y diabético. Ese muchachote puede contagiarle la gripe”. Por ello, para romper la cadena epidemiológica lo mejor, según este médico, es vacunar a todo el mundo.

Así se hace en la provincia de Quebec (Canadá), donde desde que existe la vacunación universal han disminuido los ingresos hospitalarios por infecciones respiratorias. (Internet/ La Nación)