Actualidad

La Fiscalía General del Estado rechaza los supuestos chats que presentó Wilman Terán en la Comisión de Fiscalízación

La Fiscalía General del Estado dijo que la presentación de supuestos chats de Wilman Terán con Diana Salazar en la Comisión de Fiscalización tiene como objetivo desprestigiar a la Fiscal General y el trabajo de la justicia.

 

 

La fiscal general Diana Salazar reaccionó a lo ocurrido anoche en la Comisión de Fiscalización, cuando la asambleísta del correísmo Sofía Espín pidió que se lean chats entregados por el procesado WilmanTterán.

Según el expresidente de la Judicatura, preso en la cárcel La Roca, son mensajes que intercambió con Salazar. En un comunicado, la Fiscalía General del Estado (FGE) indicó:

«Esta institución expresa su más profundo rechazo ante esta nueva artimaña, cuyo único objetivo es desprestigiar a la máxima autoridad de la FGE y contaminar los casos en los que investiga corrupción y narcotráfico, y que involucran al mencionado ciudadano (…) buscan entorpecer el trabajo de la justicia a través de jugarretas políticas que no benefician a la ciudadanía, sino a ciertos movimientos políticos relacionados con los procesados»

La Fiscalía explica que los teléfonos de terán fueron incautados en el operativo del caso Metástasis, cuando también encontraron USD 25 000 en efectivo en su casa, computadores y documentos.

Los equipos de Wilman Terán están en cadena de custodia y fueron legalmente periciados y abiertos frente a los abogados de los procesados del caso Metástasis.

En la Asamblea, Terán intentó explicar el origen del teléfono donde dice que están los supuestos chats. «Se me extendió una orden de comparecencia con la fuerza pública a una audiencia, aquel,yo dejé mi teléfono en casa. Tuve un fuerte diálogo con mi padre, él concurrió donde un perito forense», dijo.

El peritaje es privado, iniciativa de Terán, no se ordenó dentro de un proceso penal ni está en cadena de custodia para garantizar su origen. Él no quiere decir dónde está el teléfono.

Wilman Terán tiene dos órdenes de prisión, y enfrenta cargos por obstrucción a la justicia y delincuencia organizada.

En el caso Metástasis tiene en su contra los testimonios de operadores del narcotraficante Leandro Norero y de la mano derecha de Terán, quienes relataron su participación en la red criminal de norero, con el alias El Diablo, para negociar sentencias en la Corte Nacional.

Hay chats donde le envían el contacto telefónico de Terán al narcotraficante para que trate directamente con él, fotos en su despacho e información de su injerencia en otros actos judiciales irregulares, como la libertad de Jorge Glas.

En el caso Independencia Judicial, su excompañero de pleno, Xavier Muñoz, quien se declaró culpable, involucra a Terán en un plan liderado por Rafael Correa para tomarse la justicia, destituir a la fiscal Diana Salazar y lograr su regreso con un recurso de revisión en la Corte Nacional para echar abajo la sentencia del caso Sobornos.