Opinión

La final de la Champions por Youtube

 Ab. Sylvia M. Meneses Echeverría

Máster Internacional en Gestión y Marketing Deportivo

Kirolak Marketing Deportivo

@pilumeneses

 

Youtube fue desarrollado por dos ex empleados de la compañía PayPal en el año 2005 y ya para el 2006, el portal web fue comprado por Google Inc., funcionando hasta ahora como una de sus filiales más famosas y productivas. Todos conocemos Youtube, todos alguna vez hemos entrado a su web y lo más probable es que todos los que están leyendo estas líneas hayan visto al menos un video en dicha plataforma. El alcance de YouTube es mucho más grande de lo que podamos imaginar, pues no solamente es una web para reproducir videos, sino que hoy en día es mucho más que eso y sus funciones crecen a diario. Actualmente Youtube es la web más utilizada en internet dentro de su categoría.

Teniendo presente lo anterior, es inútil luchar contra lo evidente y pretender mantener un sistema antiguo. Digo esto porque la inmediatez y el tiempo real son dos conceptos fundamentales cuando de transmisiones online se trata. Mucho se comenta sobre los derechos televisivos en la industria deportiva, y el fútbol es uno de los deportes que más dinero maneja. En cada país y cada evento futbolístico, tanto local como internacional, los derechos televisivos se tornan un tema por decirlo menos, engorroso. Muchos países han optado por el “Pague Por Ver” (PPV) como única y última opción.

La final de la Champions League es uno de los eventos deportivos más importantes del año. “El mejor fútbol del mundo” pone frente a frente a los dos mejores equipos europeos de la temporada, generando millones y millones de euros para las diversas industrias, que van desde la deportiva, la de la moda, la música, comida y bebidas, y la del entretenimiento. Es una fiesta que nadie quiere perderse, y mucho menos las marcas y empresas que pueden sacar provecho de ella. Solo por poner un ejemplo, la final del año anterior entre el Barcelona y la Juventus tuvo un alcance televisivo aproximado de 400 millones de espectadores a nivel mundial, siendo transmitida en 200 países.

Ahora aquí es donde entra la novedad. A pesar de que Youtube tiene 11 años en el mercado de internet, nunca se ha hecho una transmisión en vivo y en directo de un partido de fútbol de manera legal. La cadena inglesa BT Sport ha logrado cambiar esta historia, anunciando que transmitirá en su canal de Youtube la final de la Champions League el próximo sábado 28 de mayo. El medio ingles cuenta ya con los derechos de la competición, pero ahora ha querido adaptarse a las necesidades actuales para convertirse en una marca disruptiva en lo que a transmisiones deportivas se refiere. Además la cadena ha señalado que no solamente servirá para sus clientes en Inglaterra, sino que además se extenderá para todos sus clientes en todos los países donde la cadena tenga presencia.

Si todo sale bien este próximo 28 de mayo, esta estrategia puede marcar un antes y un después en las transmisiones deportivas. Podría significar una nueva forma de ver el fútbol, y más que de verlo de vivirlo de una manera distinta, en tiempo real, en diversos dispositivos y con una interacción permanente.

 Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.