Deportes

La FIFA no interpreta las valoraciones de la Comisión de Ética

El documento hecho público ayer por Eckert, que se basa en el informe elaborado previamente por Michael J. García, da por cerrada la investigación sobre el proceso de elección de las sedes mundialistas de 2018 y 2022.

MADRID. La FIFA ha manifestado, en un comunicado sobre cuestiones relacionadas con la Comisión de Ética independiente, que “no se encuentra en disposición de interpretar las declaraciones ni las valoraciones de la Comisión de Ética independiente”.

Además de la respuesta que dio este jueves en relación con la declaración del presidente del órgano de decisión de la Comisión de Ética independiente, la FIFA ha reiterado la independencia de dicha Comisión.

“La Comisión de Ética es independiente de la FIFA y consta de dos órganos separados que reflejan el sistema judicial de muchos países, con un órgano de instrucción independiente del órgano de decisión. En consonancia con esta independencia, la FIFA no posee influencia alguna en el redactado de los informes de instrucción ni en los resultados de las investigaciones”, explica.

En cuanto a las recomendaciones de la Comisión de Ética, la FIFA anuncia que “considerará y evaluará detenidamente todas ellas”.

“Con respecto a las informaciones de la prensa sobre una posible apelación de Michael J. García, presidente del órgano de instrucción de la Comisión de Ética, la FIFA puede confirmar el viernes 14 de noviembre que ha recibido su intención de presentar un recurso a la Comisión de Apelación de la FIFA”, señala.

La FIFA recuerda que la información completa sobre los trámites de apelación se encuentra en el art. 80 del Código Ético de la FIFA y en el art. 119ff. de su Código Disciplinario.

“Teniendo en cuenta que el plazo para presentar las razones de la apelación está en curso, la FIFA no se encuentra en disposición de efectuar más comentarios por el momento”, precisa.

El presidente del órgano de decisión de la Comisión de Ética de la FIFA, el alemán Hans-Joachim Eckert, se mostró este jueves sorprendido por las críticas que ha recibido su informe sobre el proceso de elección de los mundiales Rusia 2018 y Catar 2022, especialmente las de su colega Michael J. García.

“Si no estás de acuerdo con algo lo normal sería hablarlo primero internamente. He estado intentando contactar con él”, dijo Eckert.

El texto sí se hace eco de pagos realizados por Catar a oficiales de FIFA en el periodo previo a la votación del 2 de diciembre de 2010 y de regalos hechos por la candidatura de Rusia 2018 a personas vinculadas a la FIFA,

Pese a esto, señala que “varios incidentes que pudieron haber ocurrido” en las candidaturas “no comprometieron la integridad de los procesos de las candidaturas de los Mundiales 2018 y 2022”.

El exfiscal estadounidense Michael J. García empleó más de un año para elaborar los 350 folios de su investigación, después de entrevistar a más de 75 testigos y recopilar un registro que, además de grabaciones con los entrevistados, comprende más de 200.000 páginas sobre el caso.

Antes de pronunciarse sobre el mismo, Hans Joackim-Eckert dijo que era imposible publicar el documento en su totalidad y ayer hizo público un extracto de 42 páginas junto a su resolución, en la que dice no encontrar argumentos para anular el proceso.(Efe/La Nación)