Opinión

La Feria del Libro

Eliana Cañizares/Guayaquil

eliana.canizares@casagrande.edu.ec

 

Un año más, la Feria del Libro en Guayaquil fue un éxito. La cantidad de personas que se presentaron en el Centro de Convenciones para unirse a este evento literario fue gigante, y me asombra y alegra que el número crezca cada vez más.

Recuerdo ir todos los años a la Feria del Libro, acompañada por mi mamá. Entrábamos con las manos vacías, y salíamos cargadas de fundas de libros con los que completar nuestra biblioteca, que ahora apenas puede mantenerse en pie.

La Feria del Libro me permitió conocer a mis escritoras favoritas, escuchar sus charlas y sus chistes, y tomarme un par de fotos que siempre atesoraré. Era un espacio donde me sentía feliz, corriendo entre los estantes y buscando los ejemplares que más me gustaban.

El año pasado, por la pandemia, la feria se celebró de manera virtual. Por eso, este año me emocioné aún más cuando pude recorrer los pasillos de las editoriales, encontrándome con un par de caras amigas y adquiriendo libros que estoy impaciente por leer.

La Feria del Libro acerca a niños, jóvenes y adultos a la lectura, y estoy segura de que con los años este evento crecerá aún más. Espero que hayan tenido la oportunidad de asistir.