Deportes

La federación brasileña pierde tres grandes patrocinadores en pocas semanas

La CBF precisó, por medio de un comunicado, que Michelin decidió no prorrogar el contrato, después de que este llegara al final de su plazo.

RÍO DE JANEIRO. La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) rescindió un contrato con Michelin, lo que le supone haber perdido tres grandes patrocinadores en las últimas semanas, en medio del escándalo de corrupción de la FIFA.

La CBF precisó, por medio de un comunicado, que Michelin decidió no prorrogar el contrato, después de que este llegara al final de su plazo.

Gillette canceló su contrato de patrocinio a la federación en diciembre y la semana pasada hizo lo mismo la marca cárnica brasileña Sadia, aunque ninguna de estas empresas ha admitido que la ruptura del contrato se deba al escándalo de corrupción.

Después de que Gillette decidiera cancelar el contrato, la CBF presentó una denuncia ante los tribunales para obligar a Procter & Gamble (P&G), la dueña de la marca de maquinillas de afeitar, a que retire del mercado todos los productos que comercializa con la imagen de la selección brasileña.

La CBF mantiene otros diez patrocinadores principales, según informaciones de su página web, entre los cuales figuran multinacionales como Nike, Master Card, Samsung, Chevrolet y la operadora Vivo, marca de la empresa española Telefónica en Brasil.

El escándalo de la FIFA también salpicó a la cúpula de la CBF, al igual que a la de la Confederación Sudamericana (Conmebol) y otras federaciones de países de la región.

Por este caso fue arrestado el expresidente de la CBF José María Marín y también está siendo investigado el actual titular, José María del Nero, quien se ha apartado de forma temporal del cargo para preparar su defensa a los posibles cargos que presente contra él la Justicia de Estados Unidos. (Efe/ La Nación)