Economía

La explotación de recursos naturales en el país se realiza con responsabilidad ambiental

La iniciativa Yasuní ITT se trataba de una corresponsabilidad de la comunidad internacional, donde debía contribuir financieramente con al menos 3.600 millones de dólares, equivalentes al 50% de los recursos que percibiría el Estado en caso de optar por la explotación petrolera.

Quito (Pichincha).- “Tuvimos propuestas para dejar el petróleo bajo tierra, pero los grandes contaminadores no nos apoyaron” fue lo que expresó el Presidente Rafael Correa, al recordar la iniciativa Yasuní ITT que emprendió el Gobierno Nacional para dejar el petróleo bajo el suelo.

Esto en referencia a las declaraciones de ciertos actores políticos, como Roque Sevilla, quien afirma que la idea de dejar el petróleo bajo tierra fue de acción ecológica y de Esperanza Martínez. Sin embargo, en varias ocasiones Alberto Acosta ha declarado que esta iniciativa surgió del Primer Mandatario,  misma que se aprobó en un directorio de Petroecuador en marzo de 2007.

La iniciativa Yasuní ITT se trataba de una corresponsabilidad de la comunidad internacional, donde debía contribuir financieramente con al menos 3.600 millones de dólares, equivalentes al 50% de los recursos que percibiría el Estado en caso de optar por la explotación petrolera.

Actualmente, con la incorporación del Bloque 43 (ITT) a la producción petrolera nacional se permitirá ingresos aproximados de USD 100 millones hasta finalizar el 2016 y entre USD 750 y USD 800 millones en el 2017.

En este contexto el Presidente ratificó que la explotación de recursos naturales se realiza con responsabilidad ambiental y siguiendo estándares de protección.

Dando cumplimiento a la legislación y las normativas vigentes, la infraestructura construida en el Bloque 43 aplica tecnología y medidas ambientales que minimizan el impacto en el ecosistema amazónico, tales como la perforación direccional y horizontal que permite el menor uso de espacio en superficie colocando varios pozos en una misma plataforma.

La producción de este bloque se procesa a 80 kilómetros de distancia en la Estación Central de Procesamiento (EPF), fuera del Parque Nacional Yasuní. El Ciudadano