Ciencia

La existencia del virus del sarampión, ante la justicia alemana

El proceso ha despertado un interés especial debido al reciente y virulento brote de sarampión en Berlín.

BERLÍN. La Audiencia Provincial de Ravensburgo (sur de Alemania) empieza un proceso en el que deberá determinar si la existencia del virus del sarampión está realmente probada, en el ámbito de una curiosa disputa entre un biólogo y un médico.
El biólogo Stefan Lanka es uno de los representantes del movimiento contrario a las vacunas en Alemania y en 2011 lanzó un desafío a la comunidad científica al ofrecer un premio de 100.000 euros a aquel que lograse demostrar la existencia del virus del sarampión
Ante ello, un médico de la región del Sarre, David Bardens, presentó una colección de seis artículos en los que se demostraba la existencia del virus y procedió a reclamar el premio.

Lanka, sin embargo, se negó a pagar el premio con el argumento de que él duda de la existencia de cualquier tipo de virus patógenos y que las presuntas demostraciones no cumplen con los requisitos científicos necesarios.

El que Lanka niegue la existencia del virus del sarampión no es sorprendente puesto que el biólogo, que tiene un doctorado, ha alcanzado cierto renombre negando muchas cosas que la comunidad médica considera evidentes.
Así, por ejemplo, rechaza que el sida exista y sostiene que se trata sólo de un invento de la industria farmacéutica para crear nuevos mercados.

La gripe aviar, según Lanka, tampoco existe sino que se trata de un engendro que forma parte de una estrategia de los criadores de aves para obtener ayudas en tiempos de crisis.

Bardens considera las posiciones de Lanka como “medievales” y decidió responder a la provocación que significaba el premio reuniendo artículos de publicaciones científicas destacadas que confirmaban la existencia del virus del sarampión.

Ante la negativa de Lanka a pagar, Bardens decidió pasar de la discusión científica a la controversia jurídica y demandó al biólogo ante la Audiencia Provincial de Ravensburg.

El proceso había debido comenzar en abril de 2014, pero se aplazó porque el tribunal solicitó un informe a un experto que debía determinar si los seis artículos realmente demostraban la existencia del virus.

El informe, elaborado por el director del Instituto de Virología y Microbiología de la Universidad de Rostock, Andreas Podbielski, constata que los seis artículos cumplen con los requisitos exigidos para reclamar el premio y que en su conjunto demuestran la existencia del virus del sarampión. (Efe/ La Nación)